Cobertura-Elecciones-2021

Mucho ojo: doctor advierte sobre enfermedades autoinmunes por estrés

El estrés que se vive en la actualidad es tan alto que incluso ya está provocando que el cuerpo se ataque a sí mismo, por lo que crea anticuerpos contra su propio cuerpo, enfermedades auto-inmunes, alertó el Doctor Mario Ortiz Rovirosa, médico cirujano con especialidad en Psiquiatría, Psicoanálisis y Psicoterapia de pareja y familia.

imagen-cuerpo
Mucho ojo: doctor advierte sobre enfermedades autoinmunes por estrés


PUBLICIDAD

“El estrés que estamos viviendo actualmente es avasallante, hoy el cuerpo del ser humano se está enfermando a sí mismo, está creando anticuerpos contra su cuerpo, a eso le llamamos enfermedades auto-inmunes”, señaló.

Dijo que una muestra de esta escalada del estrés en la sociedad es el pánico colectivo que se ha visto en eventos a nivel nacional, como el caso del aeropuerto de Cancún, donde la caída de un anuncio causó una “estampida”, al creer que eran disparos.

“Y también por defendernos o por huir, lo mismo sucedió en el estadio de futbol, donde unos aplastaron a otros por salir del lugar”, ejemplificó.


PUBLICIDAD

Explicó que es tan grande la ansiedad y la depresión que el mismo cuerpo genera una baja en el sistema inmunológico.

“Estamos propensos a cualquier enfermedad y por eso tenemos hoy gente joven que muere de un infarto. La causa de muerte número uno en la mujer es el infarto, eso nadie lo sabe, una mujer estresada, presionada, es susceptible de sufrirlo, porque hoy en día, la mujer está muchísimo más presionada que los hombres”, advirtió.



PUBLICIDAD

Reconoció que en la consulta diaria lo que más se ha disparado son los ataques de pánico y ansiedad, en los jóvenes; en la gente adulta, la depresión y en los pequeños la ansiedad que se expresa a través de cortarse, hacerse daño, ingerir drogas y quitarse la vida.

imagen-cuerpo
PUBLICIDAD

El especialista subrayó que los problemas más complejos se resuelven de la manera más simple, tan simple que no se acude a ello.


PUBLICIDAD

“Lo primero sería acercarnos a nuestra familia, a los hijos y platicar, para conocer los motivos de sus actos para encontrar una alternativa y resolver los problemas. Ir a terapia o al médico no es malo, porque él nos va a orientar y nos va a hacer ver cosas que nadie nos va a decir”, concluyó.

/pn