Cobertura Qatar 2022

Iglesia católica se pronuncia en contra del primer templo satánico en Catemaco

Afirmó que no es la primera vez que quiera hacer un templo para adorar a Satanás en México.

Iglesia católica se pronuncia en contra del primer templo satánico en Catemaco

La Iglesia Católica está en contra de la idolatría y del proyecto para construir un templo para adorar a Satanás porque sería fomentar una cultura de la muerte que no busca la salvación de las almas, aseveró Carlos Briseño Arch, obispo de la Diócesis de Veracruz.

Ante el anuncio de la construcción de un templo satánico en Catemaco, en la región de Los Tuxtlas, caracterizada por creencias como la brujería y magia negra, el clérigo dejó bien clara la postura de la iglesia católica ante ese tipo de creencia.

"Satanás es el espíritu del mal, espíritu de la destrucción [...], no sé quién quiera buscar ser reinado por Satanás y destruir su propia vida y la de los suyos. Eso es un suicidio y se me hace un poco grave esa situación.

"El príncipe de la destrucción viene a destruirnos y a impedir que nosotros nos salvemos y a impedir que vivamos una vida feliz aquí en la Tierra y sobre todo en el cielo", puntualizó Briseño Arch.


Otros lectores también leyeron...

Exhortó a los feligreses a fomentar la cultura de la vida, no la de la muerte y recalcó el rechazo del catolicismo a ese tipo de expresiones.

Aclaró que no es la primera vez en México que alguien anuncia la formación de templos para adorar a Satanás.

Ante el riesgo que representa el retroceso del catolicismo frente a otros credos y las estadísticas en ese sentido, el obispo de Veracruz expresó que no es cosa de competir, sino de convencer.

"El catolicismo no es una religión proselitista, sino una religión que a través de ella Cristo ofrece la salvación del mundo y le ofrece valores al mundo. Esas estadísticas parecerían como que estamos en competencia de quién tiene más o menos y no se trata de ver quién vende más o quién vende menos. Eso déjaselo a alguien que utiliza la religión como un negocio, pero no a la Iglesia, que es otro estilo", puntualizó el obispo de Veracruz.

 

/ct