Cobertura Qatar 2022
Veracruz
Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Rescate de Centro Histórico es urgente y posible: especialistas

Especialistas destacan la importancia del Centro Histórico de Veracruz y coinciden en que es urgente su rescate por autoridades

Rescate de Centro Histórico es urgente y posible: especialistas

El Centro Histórico de Veracruz es totalmente rescatable, y las afirmaciones en sentido contrario son falsas, coinciden arquitectos; pero admiten que económicamente sí es muy costoso.

Ante el deterioro de edificios antiguos por el abandono de sus dueños en el centro histórico de Veracruz para que se desplomen solos y vender el espacio como terreno o para construir edificios modernos, opinan que difícilmente los verán caer porque su construcción ha superado más de dos y hasta tres siglos.

RESCATAR Y REACTIVAR

El presidente del Colegio de Valuadores de Veracruz, Eduardo Ramos Vicarte, consideró absurdo pensar en demoler todo lo que está dentro de la poligonal decretada como Zona de Monumentos, para construir edificios nuevos o réplicas de los antiguos.

"Tanto edificios clásicos como arquitectura moderna es imprescindible en las ciudades, nos marca una guía, un desarrollo de cómo fue el habitar dentro de la ciudad en condiciones que no eran nada agradables.

Aseveró que se deben conservar los edificios del Centro Histórico de Veracruz porque no es un conjunto de inmuebles viejos, sino el testimonio vivo de la historia de Veracruz y de México, y ya quisieran muchas ciudades tener ese privilegio.

En cuanto a los casos en los que sólo queda una pared o la fachada principal del edificio, sin entrepisos ni techo, no hay más remedio que construir el edificio nuevo y armonizarlo con arquitectura acorde al Centro Histórico.

imagen-cuerpo

El arquitecto remarcó que en ciudades como Puebla, Zacatecas, Guanajuato, Oaxaca, Morelia y la Ciudad de México, entre otras, el principal atractivo es su Centro Histórico y su arquitectura colonial; el que quiere ver modernidad no va a ellas.

En Veracruz, el especialista dijo que la alternativa es acudir a fundaciones internacionales que pueden financiar un proyecto de restauración o acudir a los grandes inversionistas que contribuyeron a rescatar el Centro Histórico en la Ciudad de México.

Cabe señalar que una parte del edificio conocido como Portal de Miranda, a un costado del Edificio Trigueros en el Centro Histórico de Veracruz, pertenece a la familia del arquitecto Ramos Vicarte y sí se encuentra en buenas condiciones, al igual que la Fototeca, que llaman la atención de los visitantes.

ARMONIZAR PASADO Y PRESENTE

El coordinador del Programa Educativo de Arquitectura de la Facultad de Ingeniería de la Construcción y el Habitat, de la Universidad Veracruzana, Max Mondragón Olán, aclaró que el tema no es confrontar al pasado con el presente, sino armonizarlos porque quiérase o no, coexisten.

"Tanto edificios clásicos como arquitectura moderna es imprescindible en las ciudades, nos marca una guía, un desarrollo de cómo fue el habitar dentro de la ciudad en condiciones que no eran nada agradables.

Aclaró que tiene que haber apertura en el concepto de rescatar y conservar pues no todos los vestigios que se encuentran en el Centro Histórico de Veracruz tienen posibilidad de volver a quedar como en su estado original, debido a factores como la exposición ambiental y la erosión al paso de los siglos.

imagen-cuerpo

"En la parte de arquitectura tenemos que ver la posibilidad de ver el campo de trabajo, el campo de inversión a los recintos históricos que están padeciendo ya del abandono, del maltrato de las inclemencias meteorológicas", subrayó Mondragón Olán.

Lo anterior, porque propietarios de inmuebles históricos culpan al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de ser demasiado estricto y pretender que todo luzca como en su estado original en la Colonia Española.

Explicó que en muchos casos se puede salvar un entorno que corresponde al Centro Histórico de Veracruz, pero en otros no queda más que armonizar pasado con presente y el resultado es bastante bueno.

"Hay situaciones en que a lo mejor un sistema de entrepiso hecho de madera sea muchísimo más caro que poder hacer una estructura no de concreto, pero sí con el cuidado suficiente para que el nuevo material no dañe más al edificio", remarcó.

Recalcó que sí es absolutamente posible rescatar los monumentos históricos respetando la normatividad del INAH que regula el primer cuadro de la ciudad de Veracruz, siempre que los vestigios no estén completamente destruidos.

"Abrir el Centro Histórico a la inversión pública y privada, volver a la diversificación de uso de suelo, no nada más negocios sino también viviendas, restaurantes, bares, algo que le dé una vitalidad constante y perpetua al centro histórico, creo que eso podría ayudar mucho"; puntualizó el arquitecto.

¿CURAR AL ENFERMO?

En opinión del presidente de la Fundación de la Crónica de Veracruz, Miguel Salvador Rodríguez Azueta, algunos monumentos históricos que sería un acierto rescatar y dejar en buenas condiciones de uso y habitación son el exconvento Jesuita, que abarca la calle Landero y Cos, Zaragoza y Mario Molina.

"Es un edificio que fue mutilado durante la gestión de Venustiano Carranza para dar salida a la calle Serdán. Debe ser rescatado a la brevedad porque es muy parecido al edificio que ocupó un restaurante en la calle Serdán e Independencia, es casi de las mismas características, era una serie de conventos e iglesias que pululaban aquí en Veracruz", explica Rodríguez Azueta

Rodríguez Azueta señaló que también se debe dar mantenimiento al Museo de la Ciudad; la Casa Salvador Díaz Mirón, que es del siglo XIX; y el Baluarte de Santiago, que tiene años que no ha sido entregado.

imagen-cuerpo

Lo mismo a edificios de finales del siglo XIX, como la Fábrica de Puros; la Escuela Francisco Javier Clavijero, que que está muy deteriorada; el Recinto de la Reforma, la casa en donde vivió Juárez en Zamora y Madero y que resumen parte de la riqueza del Centro Histórico de Veracruz.

DECRETO DE PAPEL

El lunes 1 de febrero del año 2004 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto que declara la Zona de Monumentos Históricos en la ciudad de Veracruz, firmado por el entonces presidente de la República, Vicente Fox Quesada.

También lo firmaron el entonces secretario de Educación, Reyes Tamez Guerra; y la Secretaría de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota.

imagen-cuerpo

En el papel, el decreto del Centro Histórico protege a 170 manzanas que contienen 640 edificios con valor histórico, construidos a partir del siglo XXVII en el primer cuadro de la ciudad de Veracruz, es decir del año 1600 en adelante. En el papel.

Entró en vigor al día siguiente, el martes 2 de marzo de 2004, cuando el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado de Veracruz era Daniel Goeritz Rodríguez. La zona protegida abarca 2 perímetros

El primero va desde la calle Montesinos por el norte, hasta Ignacio López Rayón por el sur; y desde el Malecón por el oriente hasta la avenida Miguel Hidalgo por el poniente. El segundo perímetro del Centro Histórico llega a la avenida Ignacio Allende por el occidente, es decir 3 calles más después de Hidalgo.

imagen-cuerpo

"El artículo 4 del decreto establece que "las construcciones permanentes o provisionales que se realicen en la Zona de Monumentos Históricos de la ciudad y puerto de Veracruz, municipio de Veracruz, estado de Veracruz-Llave, estarán sujetas en lo conducente a lo establecido en la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y su reglamento".

TRASCENDENCIA

El decreto de Centro Histórico va más allá de la antigüedad de los edificios, se basa en la importancia de los hechos que ocurrieron en ellos y su trascendencia en la historia de Veracruz y de México.

Veracruz fue una ciudad fundamental en la Nueva España por ser el puerto de mayor importancia comercial durante el virreinato.

Pero también el más codiciado por las otras potencias de ultramar y muy atacado por los piratas al servicio de  éstas. El más nombrado es Laurens de Graaf, o Lorencillo.

Por ello en el siglo XVIII, en 1746 se construyó en el Centro Histórico un sistema defensivo de 9 baluartes y una muralla perimetral hecha de cal y canto, con una altura de 2 varas, que circundaban a la ciudad, con vigías, para evitar incursiones indeseables.

imagen-cuerpo

Inicialmente la actividad portuaria se realizaba en el islote de San Juan de Ulúa, donde después se construyó una fortaleza para defenderlo de las invasiones.

A la postre, San Juan de Ulúa se integró a un sisterma de CIudades Fortificadas en el Caribe para repeler las incursiones de los enemigos de la Corona Española.

CUATRO VECES HEROICA

La ciudad de Veracruz fue escenario de combates nacionalistas ante la irrupción de fuerzas armadas extranjeras, en donde la población apoyó a las fuerzas armadas, y por ello recibió la designación de heroica en cuatro ocasiones.

  • En 1825 las fuerzas nacionales repelieron al último reducto español atrincherado en San Juan de Ulúa desde que concluyó la guerra de Independencia.
  • En 1838 las fuerzas mexicanas se enfrentaron a la invasión del Ejército francés.
  • En 1847 se enfrentaron a la invasión de Estados Unidos.
  • En 1914 las fuerzas armadas mexicanas enfrentaron nuevamente a las de Estados Unidos.

Además de esos episodios, la ciudad de Veracruz ha sido sede provisional del gobierno de la República Mexicana en diferentes momentos de su historia.

En la Guerra de Reforma el entonces presidente Benito Juárez García instaló la sede del gobierno liberal de la República en la ciudad de Veracruz del 4 de mayo de 1858 hasta finales de diciembre de 1859. Fue aquí en Veracruz donde promulgó las Leyes de Reforma de 1859.

imagen-cuerpo

Durante la Revolución Mexicana el entonces presidente Venustiano Carranza designó a la ciudad de Veracruz sede provisional de la Presidencia de la República y del Poder Ejecutivo.

Los jarochos vieron partir por los muelles de Veracruz a Porfirio Díaz Mori rumbo al destierro a Francia, de donde nunca volvió porque no se permitió repatriar sus restos.

Veracruz fue la puerta por la que entraron a México los inmigrantes italianos, libaneses, franceses, españoles y de otras nacionalidades, huyendo de las guerras y en el caso de España, de la dictadura de Franco. Así llegaron intelectuales, pensadores, pedagogos y de varias ramas del conocimiento y la ciencia.

Iglesias:

  1. Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en Independencia entre Mario Molina y Zamora.
  2. Iglesia del Cristo del Buen Viaje, en Manuel Doblado entre 20 de Noviembre y Prim.
  3. Iglesia de la Pastora, en Constitución entre Independencia y 5 de Mayo.

Exconventos:

  1. San Francisco de Asís (hoy Recinto de la Reforma), en Juárez esquina Morelos.
  2. Santo Domingo (hasta hace poco, restaurante, en la calle Serdán entre Independencia y Zaragoza).
  3. San Agustín, (antes, de la Compañía de Jesús y después, bodega de cervezas), Zaragoza y Serdán.
  4. Bethlemitas (actual Instituto Veracruzano de la Cultura), en Canal y Zaragoza.

Otros monumentos del Centro Histórico en Veracruz:

  • Faro Venustiano Carranza.
  • Antiguo Hospicio Zamora (hoy Museo de la Ciudad).
  • Antigua Escuela Naval (hoy Museo Naval).
  • Espacios al aire libre:
  • Plazuela de la Campana.
  • Callejón Lagunilla.
  • Callejón Nacozari.
  • Zócalo o Plaza de Armas.
  • Parque Ciriaco Vázquez.
  • Parque Manuel Gutiérrez Zamora.
  • Plaza de la República, donde estuvo la antigua Aduana Marítima (hoy Primera Región Naval), y los edificios de Correos y de Telégrafos.

oh

Suscribete a nuestro boletin
Suscribete a nuestra lista de difusión de Whatsapp
Suscribete a nuestro canal de Telegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestar