¿Cuáles son los elementos que no pueden faltar en tu ofrenda de Día de Muertos ?

Una cosa más que nos ha quitado la pandemia de coronavirus (COVID-19) es la posibilidad de visitar los panteones el próximo Día de Muertos, ya que permanecerán cerrados.

Por fortuna, ir al cementerio no es la única forma en la que podemos recordar a nuestros seres queridos que ya no están, pues también están las ofrendas, que pueden ponerse en casa.

¿Cuáles son los elementos que no pueden faltar en tu ofrenda de Día de Muertos ?

Elementos de la Ofrenda de Día de Muertos y su significado


PUBLICIDAD

Agua: Es la fuente de la vida. Se ofrece a las ánimas para que calmen su sed después de su largo recorrido a este mundo y para que estén fuertes a su regreso.

Sal: Representa la purificación. Sirve para que el cuerpo no se corrompa, en su viaje de ida.

Velas y veladoras: Su luz significa fe y esperanza. Guían a las ánimas para que puedan llegar a su antigua morada sin ningún problema.


PUBLICIDAD

Copal e incienso: Se utilizan para limpiar la casa de los malos espíritus y así el alma pueda entrar en ella sin ningún peligro.

Las flores: Cempasúchil, nube, alhelí. Son símbolo de la festividad por sus colores y aromas. Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del alma para que se marche contenta.

El pan: Está relacionado con el acto de compartir. Su forma circular hace referencia al ciclo de la vida. La “bolita” del centro simboliza el cráneo del difunto, las tiras en cruz representan los huesos de los que todos estamos formados.

La foto del difunto: Representa al alma que nos visitará. De acuerdo con algunas versiones, debe quedar escondida, de manera que solo pueda verse con un espejo, para dar a entender que al ser querido se le puede ver pero que ya no existe.


PUBLICIDAD

El mole: Es el platillo especial con el que se agasajará el alma de la persona recordada.

Las calaveritas de azúcar: Recuerdan a la muerte siempre presente, el término de la vida terrenal.


PUBLICIDAD

El licor: Es para que el difunto recuerde los grandes acontecimientos de su vida y se anime a visitarnos.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD