Cobertura Qatar 2022

Camina a la transición

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Economía circular, nueva estrategia mexicana

Camina a la transición

Ante la contaminación de toda índole y el agotamiento de recursos naturales, el modelo de economía circular empieza a ser una realidad en diversos países, como Dinamarca y Alemania, pero “México no se está quedando atrás, ya está buscando cómo integrarla”, aseguró Fairuz Loutfi, gerente de Economía Circular y Eficiencia Energética del Instituto de Recursos Mundiales México.

La experta señaló que “en México se está por preparar una estrategia nacional de economía circular, debido a que se ha tenido la experiencia de otros países como de algunos en Europa” y confió en que situaciones como la pandemia actual haga tomar mayor conciencia sobre la necesidad de generar el menor impacto ambiental posible y la urgencia de reducir y eliminar los plásticos de un solo uso.

También de disponer de la mejor manera los desechables sanitarios y de limpieza, como los cubrebocas.

Cuidado del planeta

“Tenemos que identificar cómo la economía circular aportará elementos para la reducción de plásticos de un solo uso y desechables sanitarios”, expresó Loutfi, a fin de que no terminen contaminando suelos, ríos y océanos.

El concepto de economía circular tiene unos tres lustros, y aunque su ejecución es reciente, está tomando más relevancia: “El modelo tradicional es una economía lineal, donde tenemos un producto, lo utilizamos y lo desechamos”.

“Integrar un esquema circular significa que ese producto podemos reintegrarlo, ya sea reutilizándolo, encontrando un nuevo uso o reacondicionándolo. Por eso consideramos las R de la economía circular: reacondicionar, reducir, redefinir su propósito, reciclar y recuperar en toda la cadena de suministro y uso.”

Explicó que se “busca hacer más eficientes los procesos, no se trata de mayor inversión, sino de lograr la innovación”, como la simbiosis industrial. Allí los residuos de una industria son insumos para otra.

“Por ejemplo, en la producción del papel higiénico quedan unos lodos con los que se fabrican tabiques de construcción. Se da pie a innovación y reducen costos, porque “ya no compran materiales vírgenes y disminuye el impacto al ambiente.”

En el Senado se analizan varias iniciativas para modificar la Ley General de Residuos, y se contemplan conceptos ecológicos.

Transición

De acuerdo con el sitio web de Diario Responsable, el último informe publicado por el Foro Económico Mundial en enero sostiene que la transición hacia una economía circular posibilitaría la extracción de mayor valor de los recursos ya utilizados, reduciría la degradación ambiental y ofrecería alrededor de 4,5 billones de dólares para el mercado.

Asimismo, resalta que la construcción de una economía circular requiere de la implementación de soluciones innovadoras que transformen las industrias a través de nuevos materiales y tipos de energía junto con modelos de negocio diversos.

El informe identifica cinco tácticas exitosas que estas empresas pioneras en economía circular promulgan para liderar este cambio y son centrales para ser tenidas en cuenta a la hora de concebir esta transformación: contar su historia de un mejor futuro para la industria y mostrar los avances y cambios positivos que implica establecer un nuevo estándar económico.

Así como compartir libremente las ideas y proyectos para inspirar a otras empresas, abrir las puertas a la posibilidad de colaboración conjunta para desarrollarse aún más de manera colectiva con otras empresas e influir en la política pública para impulsar soluciones circulares.

Facilitadores

Finalmente, el informe explica que existen ciertos facilitadores de la innovación, que son las universidades, los centros de investigación, los gobiernos, etc. Estos pueden allanar el camino hacia esta necesaria transición económica colaborando con la tarea que llevan a cabo las empresas pioneras en economía circular.

En ese tenor, los gobiernos pueden ayudar a estas empresas escuchándolas y facilitándoles la transición hacia este nuevo modelo económico mediante la implementación de políticas públicas y fiscales favorables.

El 2021 puede ser una gran oportunidad para salir de la crisis sistémica causada por la pandemia, pero hacerlo de manera sostenible. La economía circular tiene el potencial de ser una brújula en el adverso panorama mundial y la buena noticia es que ya muchas empresas lo están haciendo. Es momento de escuchar, de aprender y trabajar en conjunto para recuperarnos sin dejar a nadie atrás, ni a las personas ni al planeta.

“El modelo tradicional es una economía lineal, donde tenemos un producto, lo utilizamos y lo desechamos. Integrar un esquema circular significa que ese producto podemos reintegrarlo, ya sea reutilizándolo, encontrando un nuevo uso o reacondicionándolo”.

Fairuz Loufti

Instituto de Recursos Mundiales México