Cobertura-Elecciones-2021

Sin control la contaminación en afluentes de Ixhuatlán y Nanchital

Se cumplirán dos meses de la contaminación de los afluentes de los municipios de Nanchital e Ixhuatlán del Sureste, derivado al daño ambiental personal de CONAGUA, PROFEPA y protección civil estatal tomaron conocimiento de los hechos y muestreo sin embargo la contaminación continua y los resultados sin darse a conocer.

Durante varios días, los habitantes de la congregación el Chapo del municipio de Ixhuatlán del Sureste, han solicitado a la PROPEPA, CONAGUA y SEDEMA para que la empresa responsable de la contaminación de los afluentes Chichigapa, Santa Elena y Tepeyac, lleve a cabo la reparación del daño generado a la flora y fauna de la localidad, porque existen pozos artesianos que se contaminaron.

Sin control la contaminación en afluentes de Ixhuatlán y Nanchital

“En el mes de abril el personal de las dependencias mencionadas llevaron a cabo el muestreo del agua espumosa y negra que recorre desde el sector industrial hacia la comunidad, las cuales recorren en el arroyo Chichigapan, afluente que sea convirtiendo en la fuente de descarga de las empresas, afectando directamente a los pobladores”, comentaron los pobladores.


PUBLICIDAD

Añadiendo los quejosos, los argumentos que han otorgado hasta el momento los representantes de CONAGU, PROFEPA, son insuficientes porque hasta el día de hoy no hay respuesta, siempre las dan por perdedizas y no hay reparación del daño, si quieren que el pueblo tome la determinación del cierre de la planta presuntamente nos organizaremos para efectuar el bloqueo carretero aunque se dañe a terceras personas.

Al lugar periódicamente el personal de protección civil municipal Ixhuatlán del Sureste para tratar de tener un diagnóstico y conocer las causas del impacto ambiental porque el olor que perciben en el ambiente se confunde con gas o solvente.

Los constantes reportes que la ciudadanía a emitido parecen no ser considerados por las dependencias encargadas del cuidado al medio ambiente porque en los últimos dos meses los contaminantes no han cesado y ha generado efectos secundarios en la salud de los pobladores.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD