Cobertura Qatar 2022

Región con sequía en Actopan sufre estragos en 2 mil hectáreas a causa de incendio

Región con sequía en Actopan sufre estragos en 2 mil hectáreas a causa de incendio
Región con sequía en Actopan sufre estragos en 2 mil hectáreas a causa de incendio
Región con sequía en Actopan sufre estragos en 2 mil hectáreas a causa de incendio

Más de 2 mil hectáreas se vieron afectadas por el incendio que se registró el pasado 7 de abril en la región de Actopan, el cual duró alrededor de 48 horas y afectó varias hectáreas de comunidades como Tinajitas, Los Baños, Palmas de Arriba, Palmas de Abajo y parte de Mozomboa. 

De acuerdo a ganaderos de Actopan y Alto Lucero, el siniestro también provocó la muerte de un animal. Afirman que fue ocasionado por una quema particular que se salió de control, así como por el viento que avivó las llamas.

“Es que en estas zonas todos los propietarios, porque no se puede chapear por falta de economía se hacen las quemas en sus potreros, cada quien. Pero todo va controlado con una guardarraya. Nunca había pasado esto hasta ahorita”, comparte María Antonia Domínguez López, ganadera que resultó afectada por el incendio.

Al igual que otras familias de la región María Antonia solicitó el apoyo del gobierno, pues la quema del pasto dejó sin alimento a sus cabezas de ganado. Reconoce que el incendio se convirtió en el inicio de una temporada muy complicada, en la que además de combatir al fuego el sector debe lidiar con la escasez de agua y la mortandad de sus animales.

“El agua también aquí es muy escasa. El ‘aguaje’ son las pocitas que sustentan el agua, pero se secan y tenemos que acarrear en tanques, pipas, en lo que sea. Es una época muy difícil para nosotros porque los calores son muy altos aquí”, señala Arnulfo Soberano Huesca, otro de los ganaderos afectados por la temporada de calor.

En medio de una temperatura de 33 grados Celsius, el hombre resalta que una importante cantidad de habitantes de Actopan, Alto Lucero y Úrsulo Galván dependen de la actividad ganadera para producir alimentos lácteos. Aunque insistió en que “si no comen las vacas pues no hay leche”.

Dado a que las condiciones de calor y el riesgo de incendios podrían incrementarse a lo largo de las próximas semanas, el ganadero se sumó al llamado para que los ayuntamientos y el gobierno estatal garanticen el abasto de agua y el alimento necesario, a sin de que su ganado pueda sobrevivir y así produzca la materia prima que requieren.

“Van a empezar a trabajar a partir del lunes (18 de abril). Nosotros vamos a mandar lo que es el oficio para que puedan ellos trabajar. Y pedirle también al estado, al gobierno estatal de Veracruz para que nos apoyen, para que bajen los recursos”.