Prófugo por caso Lydia Cacho se escondería en feudo de los Yunes en Veracruz

Adolfo Karam Beltrán, ex director de la policía judicial del estado e implicado en el caso Lydia Cacho, se encuentra escondido en Veracruz Puerto, bastión de los Yunes, desde hace más de un mes, además de que sus escoltas fueron detenidos la noche de este lunes desatando los rumores de su captura. La propia periodista confirmó los hechos.

EnTwitter, Lydia Cacho reveló: "El prófugo ex director de la policía huyó de la Guardia Nacional protegido por sus escoltas armados en Veracruz".

Prófugo por caso Lydia Cacho se escondería en feudo de los Yunes en Veracruz

De acuerdo con el diario CAMBIO de Puebla, elementos de la Guardia Nacional fueron quienes detuvieron a los escoltas  sobre la Autopista Puebla - Veracruz por la portación de armas.


PUBLICIDAD

Sin embargo, los detenidos mostraron sus permisos para la  portación de las armas de fuego y posteriormente fueron liberados.

En el caso del ex jefe de la policía judicial, se tiene conocimiento que se encuentra en la zona del puerto de Veracruz, desde hace más de un mes, informó el diario poblano.


PUBLICIDAD

La detención de los escoltas de Adolfo Karam, generó los rumores de que él también había sido detenido, sin embargo las fuentes consultadas desmintieron tal hecho.

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD

Por su parte, Reto Diario informó que el ex funcionario marinista circulaba a bordo de dos vehículos de reciente modelo, entre ellos una camioneta tipo Tahoe, color plata manejada por sus escoltas sobre la autopista Puebla-Orizaba en sentido a Veracruz, pero a la altura de la caseta de Esperanza al ser vista la unidad grande por elementos de la Guardia Nacional, fue interceptada para una revisión de rutina.

Aunque el vehículo en el que iba Karam pudo proseguir su camino a gran velocidad, los de la Tahoe, a quienes les encontraron armas de fuego, se les retuvo un momento.


PUBLICIDAD

imagen-cuerpo

Los dos tripulantes se identificaron como escoltas y pudieron demostrar la legal portación de armas. Fuentes policíacas revelaron que se trataba de los guardaespaldas de Karam Beltrán, sin embargo para ello ya era demasiado tarde, pues el hombre ya se había “esfumado”.


PUBLICIDAD

Karam Beltrán tiene una orden de aprehensión por el supuesto delito de tortura en contra de la periodista Lidya Cacho, por el cual el ex gobernador Mario Marín Torres ya fue detenido.

De acuerdo con Araceli  Andrade, defensa legal de Lydia Cacho, solamente Karam Beltrán, Kamel Nacif y Jesús Pérez Vargas, se encuentran prófugos de la justicia y se encuentran relacionados al caso.

imagen-cuerpo

FALTA TAMBIÉN YUNES...

Ante la detención del ex gobernador de Puebla, Mario Marín, presunto implicado en proteger la trata de personas, la periodista Lydia Cacho afirmó que hay otros políticos que están pendientes por ser puestos ante la justicia. 

La periodista autora del libro Los demonios del edén, que fuera torturada, dijo que entre quienes “faltan” por ser presentados ante la justicia está el ex gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

Esto luego de que ha señalado que el panista estaría implicado en la red de explotación sexual infantil, y señaló que está pendiente la extradición del Kamel Nacif, el llamado “rey de la mezclilla”, presunto implicado a una red de pederastas en 2005.

“Ahora trabajamos con el gobierno de Líbano para extraditar a Kamel Nacif; faltan el que era director de la policía de Puebla, quien ordenó mi detención. Faltan Yunes Linares en una segunda instancia, Gamboa Patrón”, señaló en una entrevista. 

La periodista que fue detenida en Cancún por parte de la policía de Puebla, dijo que valió la pena esperar para verlo enfrentar a la justicia. 

“Sentí alivio cuando me llamó el fiscal para informarme que había detenido a Mario Marín; lo único que podía era sonreír al saber cómo lo habían encontrado, que estaba esposado. Valió la pena esperar 15 años. Valió la pena persistir. Hacer reste trabajo periodístico”.

imagen-cuerpo

Aseguró que ha recibido al menos 27 amenazas de muerte y ha sido víctima de por lo menos tres atentados. 

“Han hecho todo para callarme, para agotarme mental y económicamente. He recibido 27 amenazas de muerte por parte de la delincuencia organizada y he sufrido tres atentados”. 

Por ello, calificó como  “vergonzoso el papel que está desempeñando en este momento la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero”, ya que dijo que frenó el juicio  político al exgobernador, lo que implicó que “no hayamos podido quitarle en su momento el fuero a Mario Marín para enjuiciarlo” como a cualquier ciudadano.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD