Contrató Veracruz a 909 médicos de Cuba por pandemia

El Gobierno de Veracruz tuvo que contratar 909 médicos, enfermeras y especialistas de Cuba debido a que el personal local, de otras entidades e incluso de otros países, no respondió a la convocatoria que se emitió para completar la plantilla que atiende la pandemia de COVID-19 en Veracruz.

Lo anterior lo expuso el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, quien dijo que se buscó ayuda para salir adelante en la contingencia

Contrató Veracruz a 909 médicos de Cuba por pandemia

“Que tristeza porque no acudieron a la convocatoria y quizá tenían razón, por el temor de ser infectados, sin embargo este es el trabajo de los médicos, para eso nos preparan en las universidades”, planteó en su comparecencia.


PUBLICIDAD

Detalló que se adquirieron los servicios del equipo cubano porque de la convocatoria internacional que se realizó fueron los únicos especialistas “del mundo” quisieran trabajar en Veracruz.

Explicó que los contratos fueron a través del Programa de Médicos del Bienestar, por parte del Instituto Nacional para el Bienestar (INSABI), aseverando que las contrataciones permitieron sacar adelante la atención a cientos de enfermos.

Ante la falta de personal se complicó más debido a que concedieron el resguardo domiciliario un total de 3 mil 64 trabajadores del sector estatal, de los cuales 338 son mayores de 60 años y mil 726 presentan alguna comorbilidad.


PUBLICIDAD

“En el área médica, en el área paramédica, en las áreas afines fueron mil 338 mayores de 60 años y comento, lamentablemente en este grupo etéreo iban médicos de alto prestigio, jefes de servicios, quienes se fueron al confinamiento; los protegimos precisamente por esa calidad científica que tienen nuestros jefes de servicio”.

En cuanto a la estrategia de trabajo, Ramos Alor sostuvo que hubo guardias en los hospitales y se les permitía 4 horas de trabajo, para no exponer a los médicos durante más tiempo.

Cuestionado sobre las críticas y desfases en los datos de la pandemia que existen entre el Estado y la Federación, el secretario de Salud aseveró que los números “cuadran” aunque sí hay una diferencia.

“En los métodos epidemiológicos y particularmente la Secretaría de Salud cuenta con un sistema de captura de información que genera desde las unidades de primer nivel. Ahí son enviadas a las diferentes jurisdicciones sanitarias que son 11 y se concentra esta información para ser enviadas al Estado y posteriormente se suben, una vez, checado muy bien, el diagnóstico y checada la enfermedad con las pruebas PCR oficiales.


PUBLICIDAD

“Después la información se sube a las plataformas nacionales (…), en este proceso de captura, de confirmación, de diagnósticos, es una ruta de mucha responsabilidad, ahí está la información real, por supuesto que hay un diferimiento en los tiempos, pero en realidad las cifras cuadran.

Comentó que especialmente en mortalidad no es posible generar datos falsos, ya que se tiene que certificar las muertes por COVID-19 con este proceso.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD