Cobertura Qatar 2022

Paquita: ¿‘de a grapas’?



El último gran hitazo electoral que dio en su terruño Dante Delgado fue en la elección federal de 2006, en la que le arrebató la senaduría de mayoría relativa a Pepe Yunes Zorrilla, sacándole sorpresivamente más de 50 mil votos de ventaja en Coatzacoalcos, el feudo del exalcalde porteño Marcelo Montiel, quien era el coordinador de la campaña del priista oriundo de Perote.

Antes, en el 2000, Dante contendió por la senaduría, pero perdió ante su mentor político, el exsecretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, quien en diciembre de 1988 lo había dejado de gobernador sustituto. En 2004, Delgado se postuló para la gubernatura pero fue derrotado por Fidel Herrera Beltrán, del PRI. Luego volvió a intentarlo en 2010 y fue apabullado por Javier Duarte.

Hasta ahora, Dante no ha vuelto a dar otro campanazo en Veracruz. En 2018 decepcionó a varios de sus seguidores al postular a la gubernatura al hijo del gobernador saliente Miguel Ángel Yunes Linares, quien en diciembre de 1995, como secretario de Gobierno, había operado su encarcelamiento pese a que la acción penal por los delitos que le imputaron ya había prescrito.

Ahora, en su desesperación por salvar el registro local y nacional de su partido en los comicios de junio próximo –en los que contenderá solo, sin coaligarse con otra fuerza política–, Delgado ha decidido postular a personajes famosos, tanto de la farándula como del deporte, aunque muchos de ellos no tengan la mínima noción del cargo de representación popular para el que serán postulados. El caso más emblemático es el de la cantante Paquita la del Barrio, quien a sus 73 años de edad  buscará en plena pandemia la diputación por el distrito de Misantla.

No es la primera vez que Dante recurre a este tipo de artilugios para que su partido no pierda el registro ni las prerrogativas de ley.

En las elecciones de 2015 quiso fichar en Puebla a José Luis Sánchez Solá, “El Chelís”, famoso exentrenador de futbol.

Cuentan que entre enero y febrero de ese año, Dante se reunió en privado con “El Chelís” para proponerle que fuera el candidato a diputado federal, oferta que el exentrenador del equipo de La Franja aceptó gustoso.

“Desde luego que sí”, respondió Sánchez Solá, dando Delgado por hecho que tendrían “un legislador más en la Cámara de Diputados”.

Sin embargo, al levantarse de la mesa, “El Chelís” le soltó al dirigente del partido naranja:

“Requiero de apoyo económico”.

“Desde luego que el partido te apoyará en todo”, le respondió Dante.

“Me queda claro”, asintió Solá, quien precisó: “Lo que necesito para cerrar el compromiso… son dos millones de pesos para mí”.

Ante el titubeo de Dante, “El Chelís” remarcó: “Los valgo. Les daré miles de votos. Soy muy popular”.

Al despedirse, Delgado le dijo: “Voy a tratar el tema económico y te busco en próximos días”. El veracruzano jamás lo volvió a llamar.

¿Paquita no les cobrará nada?


Más columnas

Eduardo Izquierdo Segura

Raso y Colocado

Columna: El gremio deportivo despierta y se une para integrar Comité, cuyo objetivo es lograr que las autoridades volteen a verlos y pongan fin a tantas tropelías


Romay & Realpozo

Momentos que dejan huella

Columna: Amanecer en sociedad


José Manuel Melo Moya

Paulina Ríos

Política a la veracruzana

Columna: Política económica, en crisis