Cobertura Comunidad en Accion
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

Los robos, la pobreza y la cultura, problemas sociales de urgencia



Los robos, la pobreza y la cultura, problemas sociales de urgencia

Es de carácter urgente a nivel nacional que puede calificarse de carácter humanitario, la necesidad de resolver los problemas sociales que ocasionan la falta de cultura cívica, la pobreza y los robos hormiga o de grupos, claro sin dejar de considerar la delincuencia organizada en la vida de un país.

Se debe aceptar como análisis de todo problema para encontrar una correcta solución, la necesidad de tomar en cuenta su origen y consecuencia, para detectar y programar su solución definitiva y no solo aplicar medidas de carácter temporal o justificadoras de un deber legal, porque en ese caso nos estamos engañando a nosotros mismos.

En el análisis del origen y consecuencia de un problema, es obligatorio tomar en cuenta a las dos partes el que perjudica y quien sale perjudicado, además al sector cuyo deber legal es vigilar y prevenir que no ocurra, incluso la autoridad que debe sancionar para corregir y que el delito no se repita, para lo cual se requiere a nivel nacional de un programa de cultura académica, cívica y social para que la gente sepa que hacer y cómo hacer lo correcto en su vida personal y familiar.

Es difícil entender, la necesidad de castigar al culpable de un delito, si no se cuenta con los medios y programas de educación cívica y moral desde su hogar, su escuela y un ambiente de cultura social justa y equitativa, además si no se cuenta con un sistema oficial capaz y honesto para vigilar, prevenir y detener los ilícitos.

La mejor forma de lograr un buen nivel moral y social en la población de un país, debe iniciar estableciendo a nivel legal un sistema oficial de educación profesional y cívica, para alcanzar un nivel de cultura nacional, justo, honorable y sin distingos en respeto mutuo.

Con ese nivel cultural suficiente en un país, se puede lograr una vida digna en el quehacer diario de su población, en términos de orden y la productividad necesaria para combatir la pobreza y la necesidad a todos los niveles de la sociedad, lo cual en principio intenta justificarla necesidad de recurrir a la delincuencia para resolver sus carencias.

La delincuencia en un país nace a causa de un bajo nivel moral en la sociedad y en la urgencia de resolver problemas ocasionados por la pobreza, en consecuencia, además de disponer de un buen sistema de vigilancia, prevención y justicia, se debe contar con programas nacionales para lograr un empleo y una suficiencia productiva que procure recursos suficientes para resolver sus problemas económicos, personales y familiares.

Se puede concluir este tema, en que un país con cultura desde el hogar, estudios y desarrollo profesional y productivo, puede lograr un nivel moral, digno y honorable para combatir la pobreza y evitar pensar en la delincuencia como recurso, para lograr superar las necesidades que provoca la pobreza.

Definitivamente no es fácil la solución, pero no imposible y lo demuestran varios países en el mundo, que han vencido la pobreza en base a la cultura y en base a un esfuerzo conjunto de su pueblo y su gobierno.

MÉXICO SÍ PUEDE, DEBEMOS HACERLO PORQUE TENEMOS RECURSOS E HISTORIA PARA LOGRARLO.

Contenido Relacionado

Más columnas

Silverio Quevedo Elox

Raúl López Gómez


Zaira Rosas
×