Cobertura Comunidad en Accion
Cobertura Rumbo a Elecciones 2024
Cobertura Corredor Interoceanico

La personalidad criminal

Columna: Jorge Yunis Manzanares



La personalidad criminal

Siempre ha sido motivo de inquietud para los estudiosos de la personalidad, escudriñar las conductas del ser humano, pues estás indudablemente son el reflejo del  pensamiento.

Las conductas del ente criminal pueden entenderse entre otros, a través del método de la observación. Y entre las más destacadas se encuentran las siguientes:

Psicópatas abúlicos;  fácilmente seducibles por otros individuos o por las situaciones, prefieren las armas de fuego se sienten seguros cuando poseen un arma o instrumento para su defensa. 

Psicópatas explosivos; se enfurece  por motivos  insignificantes,  llegar a suicidarse, a cometer homicidios, son generalmente alcohólicos, beben para aminorar su coraje. Cuando están casados golpean constantemente a la pareja y a los hijos, causan daños materiales. 

Psicópatas desalmados; no sienten compasión por nada ni por nadie no se arrepienten ni hacen caso a los valores morales,  desde la niñez son crueles con los animales y niños, sumamente Destructores

Psicópata fanático; sobrevaloran ciertos principios, adquiere una posición dominante en su pensamiento, su fanatismo lo lleva a cometer crímenes impresionantes. 

Psicópatas depresivos; son pesimistas, su conducta es  reservada, silenciosa y rígida. 

Psicópatas hipertónicos; son alegres, activos, amigables pero superficiales, imprudentes volubles, influidos pueden llegar a cometer algún delito del cual se arrepienten, pero se olvidan de él y reincide. 

Psicópatas depresivos;  muy sensibles, con estado de ánimo variables, Inquietos incapaces de soportar los problemas que se le presenten. Generalmente son alcohólicos, derrochan el dinero y roban. 

Psicópatas inseguros; presentan sentimientos de inseguridad e insuficiencia, busca en sí mismo la culpa de todo fracaso,  tienen con frecuencia conflictos sexuales. 

Psicópata necesitado de estima;  tiene una sensibilidad afectiva aumentada, falta de perseverancia, ideas fantasiosas, tienden  a la mentira, se excitan fácilmente, son sensibles, vanidosos, egoístas, susceptibles de ser influidos, impulsivos, hipocondríacos. Quieren ser el centro de atención, es común que cometan fraudes, atacan sexualmente a las mujeres para lograr algunos propósitos y suelen relatar los hechos con detalle. 

Psicópatas lábiles; de ánimo muy sensibles, con estado de ánimo variables, Inquietos, incapaces de soportar los problemas que se les presenten. Generalmente son alcohólicos, derrochan el dinero y roban.

Contenido Relacionado

Más columnas

Jorge Yunis Manzanares

La personalidad criminal

Columna: Sin patear el pesebre


Zaira Rosas

Ideas para cambiar al mundo

Columna: Mediaciones


Paulina Ríos

Raymundo Jiménez

Veracruz, estado ´gaschicolero´

Columna: Al pie de la letra