×
Imagen de Veracruz 
FacebookTwitterYoutube
Diario del Istmo
Suscribete a nuestros boletines
Por
Columna:

La mano que mece la cuna

2021-01-11 | 07:47 a.m.
Imagen de VeracruzImagen de Veracruz

Mientras que en el terreno mediático le arman todo un tinglado de lodo a Joaquín Guzmán Avilés, alias El Chapito -patrocinado con dinero del ayuntamiento de Veracruz a través de Elías Assad-, por el tema de la malograda alianza entre el PRI, PAN y PRD la realidad es que, en el terreno político-electoral,  la mano que mece la cuna es el Clan Yunes.

Digan lo que digan a través de sus voceros, aquí los únicos ganones son quienes, a través de sus títeres Marlon Ramírez y Sergio Cadena, buscan presionar al dirigente panista para que ceda la candidatura del PAN a la alcaldía de Veracruz a Miguel Ángel Yunes Márquez, excandidato perdedor a la gubernatura del estado.

Miguel “Chiquito” -como lo bautizara el amigo periodista Pablo Jair Ortega-, en alianza con su hermanito Fernandito y con el papi de ambos, está jugando todas sus cartas para llevar la marca panista en el municipio porteño, en virtud de que el poder se les escurre de las manos.

Acabaron con el bastión azul

Los Yunes del Estero saben muy bien que la militancia del partido azul ya dejó de creer en ellos. Por prepotentes, arrogantes y mentirosos.

El bastión de votos azules –Veracruz-Boca del Río y Medellín-, que tanto tiempo costó crear a los verdaderos panistas, es muy poco tiempo lo hicieron trizas estos personajes nacidos políticamente en el PRI, partido que después traicionaron, fiel a su cochina y perversa costumbre.

Alianza perversa

Y como en el PAN ya están en calidad de “apestados”, decidieron tejer desde hace tiempo sus amarres con el PRD y ahora con el PRI, cuyo destino es manipulado desde la Ciudad de México por Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación con Enrique Peña Nieto y amigo personal de Miguel Ángel Yunes Linares.

La dichosa alianza electoral en Veracruz ya estaba “cantada” desde hace tiempo. Todo lo tenían bien maquinado y aceitado.

Para ello los Yunes confiaban en mantenerse dentro del poder panista, a cuya causa se sumarían, sin duda, el PRD de Sergio Cadena y el PRI de Marlon Ramírez, quien sigue cobrando un jugoso salario en el ayuntamiento que preside Fernando Yunes.

‘Chapito’ respondón

Sin embargo, no contaban con que les saliera respondón el cacique de Tantoyuca, El Chapito Guzmán, quien a pesar de las denuncias por desvío de recursos que le enderezaron en su contra, les ganó la contienda a la dirigencia estatal del PAN, truncándoles de esta manera su proyecto político.

Ahora, los integrantes del Clan Yunes y algunos de sus seguidores, incluyendo periodistas, dan patadas de ahogados y presionan a través de sus títeres dirigentes de partidos.

La malévola estrategia también consiste en manipular la opinión pública a través de los medios, argumentando que es Morena y sus posibles candidatos quienes se benefician con el rompimiento de la alianza, lo cual en el terreno electoral tiene cierto grado de realidad.

Pero no se hagan bolas, los principales responsables de que dicha coalición no se concretara, simplemente porque no les cumplieron sus caprichos personales, son los mismos que la idearon: Los Yunes del Estero.

Más columnas

Luis Alberto Romero
Maquiavelo
Gladys de L. Pérez Maldonado

El feminismo en cuatro tiempos

Columna: Alguien como tú.

Filiberto Vargas Rodríguez

¡A defender el agua!

Columna: Punto de Vista

  • Lo último
  • Lo más leído
Diario del Istmo
Diario del Istmo

SÍGUENOS EN REDES

 

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto | Aviso de Privacidad

 

 

Reservados todos los derechos 2024