Cobertura Qatar 2022

En noviembre, profundas grietas de intereses

Columna: Francisco Blanco Calderón



Primera parte

Da inicio con la marcha del domingo 13, a favor del INE "No se toca", cuando nunca se ha propuesto su desaparición, solo se requiere reformarlo, pero lo absurdo se da, con las más de setecientas "tocadas" a la Constitución de 1917. Ahora con la movilización de este domingo en conmemoración del cuarto año de la 4T, que culminará con el informe presidencial.

Además dos eventos se empalman, en este controversial mes de noviembre: la Cumbre Global de la Ultraderecha alentados con el triunfo de Giorgia Meloni en Italia, y el Encuentro de la Alianza del Pacífico cuyo fin será dar inicio a la integración política y económica de América Latina.

El logro de una integración similar a la de la Unión Europea (UE) en América Latina es un objetivo deseable para el crecimiento y desarrollo de la región y muy posible su materialización, toda América debe integrarse en una alianza, como la UE, porque el continente es el de mayor potencial económico y comercial en el mundo.

Donde se resaltan las necesidades de integración en el sur y centro del continente, en tanto al norte existe un tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, que hace a esa área una de las más competitivas del mundo.

AMLO reiteró en relación a ello, que "debe buscarse la integración de toda América. Así como existe la Unión Europea debe de integrarse todo el continente, consolidar la integración en América del Norte, que estamos llevando a cabo a través del tratado con Estados Unidos y Canadá, pero también pensar en Centroamérica".

Las características de las organizaciones e instituciones internacionales se encuentran en estrecho vínculo con el proceso de globalización. Un mundo con una mayor interdependencia económica, comercial, social, cultural y tecnológica estimuló en distintos contextos históricos la creación y proliferación de diversos mecanismos internacionales destinados a la generación de espacios de coordinación interestatal y un entramado normativo de complejidad en aumento.

Los gobiernos progresistas con la puesta en marcha de su política económica, han mostrado la verdadera intención de su proyecto político, que no ha consistido en superar el neoliberalismo y mucho menos el capitalismo; y si bien se han desarrollado políticas sociales que beneficiaran a sectores poblacionales empobrecidos. Se puede hablar de un proyecto de transformación social, ya que son proyectos que están afirmando la economía compartida contraria a la mercantil capitalista, base a la más pura política neoliberal.

La América Latina tuvo en el ayer a Castro, Chávez, Ortega, Correa, Mujica, Kirchnner, Lula-Rousseff. Hoy con Miguel Diaz-Canel, Nicolás Maduro, Pedro Castillo, Luis Arce, Daniel Ortega, Alberto Fernández, Xiomara Castro, Gabriel Boric, Gustavo Petro y Andrés Manuel López Obrador quienes fortalecen la presencia de gobiernos progresistas de izquierda, en sus diversas modalidades, pero centradas en la conciliación del crecimiento económico con la justicia social. América Latina se pinta de rojo y se espera se integren Ecuador, Paraguay y Uruguay en el 2025.

AMLO confirma asistencia de Boric, Petro y Fernández, al Encuentro de Alianza del Pacífico. El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la cumbre de la Alianza del Pacífico que se celebrará el próximo 25 de noviembre, se realizará en la Ciudad de México y no en Oaxaca, como se tenía previsto anteriormente.

Durante la mañanera, el jefe del Ejecutivo mexicano detalló que por razones de "logística" la reunión de presidentes de América Latina se realizará en la capital del país y confirmó la visita de al menos cinco mandatarios sudamericanos. El 23 viene el presidente Boric, el 24 el presidente Fernández, estamos esperando una confirmación del presidente electo Lula, vienen los presidentes de Ecuador, Honduras, y Perú.

En contraparte, también en este noviembre, pleno de controversias se anuncia la realización de un evento de la ultraderecha iberoamericana. El principal promotor del evento en México de la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) es el actor y activista de ultraderecha Eduardo Verástegui, quien se ha visto envuelto en diversas polémicas por sus posiciones políticas, como cuando calificó de "peligrosos criminales" a los ministros de la Suprema Corte por declarar anticonstitucional la penalización del aborto o al afirmar en Twitter que no confiaba en las vacunas contra el covid, lo que le valió la suspensión de su cuenta.

Ya dio inicio, en un lujoso hotel de Santa Fe, CDMX, la Cumbre Mundial Ultra Conservadora con la presencia de supremacistas estadounidenses, el Klan, skinheads, ultras de Europa del Este, la Falange española y no podían faltar los panistas, Provida, Caballeros de Colon, Opus Dei, Legionarios de Cristo, con Julen Rementería pro-Vox, que comparten esa misma ideología. A la par los grupos conservadores, opuestos al progreso en los derechos de las minorías discriminadas, cuentan con financiamiento y apoyo de gobiernos extranjeros. Nos encontramos con verdaderos movimientos anti-derechos con mucho dinero, con recursos, con planeación, de gobiernos imperiales.

El avance de la extrema derecha es un fenómeno global complejo, que se manifiesta en distintas regiones del mundo en distintos grados e intensidades. Un avance inquietante porque se interpreta como un debilitamiento de la democracia y la amenaza de un retroceso de las conquistas sociales alcanzadas durante largo tiempo. Una respuesta reaccionaria al concepto de progreso que hasta ayer mismo parecía hegemónico. Dentro del contexto generalizado de este avance en Europa, América Latina y el mundo.

Esto deja a América Latina en una situación de vulnerabilidad frente a los profundos cambios del sistema mundial multilateral y las complejas problemáticas regionales agravadas por la crisis pandémica. Multilateralismo en un nuevo mapa de poder mundial. Globalización, desglobalización y regionalismo en tiempos de un nuevo orden mundial. Disputas geopolíticas y reordenamiento de las alianzas y las áreas de influencia en formatos de geometría variable. Impacto de la pandemia en las dinámicas multilaterales y las alianzas regionales.

Nota: Ambos eventos se analizarán en una segunda parte.

Contenido Relacionado

Más columnas

Alfredo Tress Jiménez

¡Reforma electoral atípica!

Columna: ¿Usted qué Opina?


Domi Ruiz Velázquez

Francisco Blanco Calderón

Alejandro Mier Uribe

Juventud, divino tesoro

Columna: Andares