Cobertura-Elecciones-2021

Deforestación en México

Columna: Enrique Haro Belchez



Nuestro país cuenta con aproximadamente 64 millones de hectáreas (Ha.) de bosques de clima templado y selvas que abarcan el 32% del territorio nacional, adicionalmente el país cuenta con 56 millones de Ha. de matorrales y cerca de 2 millones de ha de vegetación; tales recursos son de gran importancia para el país desde el punto de vista social, económico y ambiental.

Los bosques son fundamentales para el funcionamiento de la Tierra, ya que retienen grandes cantidades de carbono y liberan oxígeno (una hectárea de bosque puede capturar hasta 250 toneladas de carbono); así mismo, Influyen en las lluvias, filtran el agua dulce, evitan las inundaciones y previenen la erosión del suelo.

Los ritmos de deforestación que sufre nuestro país son alarmantes. La acelerada destrucción de los bosques ha colocado en estado de emergencia a una gran variedad de especies de flora y fauna que dependen de ese ecosistema.

Según datos del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la cámara de diputados, México ocupa uno de los primeros lugares en tasas de deforestación en el mundo. Las estimaciones oficiales muestran una pérdida de vegetación arbolada en los últimos años de cerca de 1.08 millones de hectáreas por año, cifra que se estima en 775,800 ha/año si solo se consideran bosques y selvas.

La principal causa de deforestación es el cambio de uso de suelo para convertir los bosques en potreros o campos de cultivo. Esa práctica ha sido fomentada por todos los niveles de gobierno, al que se ha criticado argumentando que sólo ha visto los bosques y las selvas como terrenos ociosos, sin poder entender sus múltiples beneficios, cuestionándole además la existencia de incentivos que han propiciado que la gente tale sus bosques a cambio de recursos económicos, como lo es Sembrando Vida, el proyecto ambiental insignia del gobierno federal, que ha promovido la deforestación a través de la destrucción generalizada y la posterior posible regeneración.

Según diversas organizaciones no gubernamentales, se han presentado casos emblemáticos de deforestación en México como el desmedido crecimiento de las plantaciones de aguacate en la región Purépecha de Michoacán, el avance de la ganadería extensiva en la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas, en Veracruz, la ausencia de un plan de manejo en el Parque Nacional La Malinche, en Tlaxcala y Puebla; y el crecimiento voraz de la mancha urbana sobre el denominado Gran Bosque de Agua, zona geográfica compartida por Morelos, Estado de México y la Ciudad de México.

Existe una coincidencia generalizada en considerar a la deforestación, y los hechos asociados a esta, como fenómenos con una gravedad incuestionable, cuyas consecuencias se verán reflejadas en las próximas generaciones.

Al tratarse de una problemática de carácter global, el tema de la deforestación y sus consecuencias económicas y sus implicaciones en el medio ambiente, deben ser asumidas como un tema de índole multinacional con efectos a largo plazo y en donde la corresponsabilidad de las sociedades y de los gobiernos debe ser concebida como parte de un todo.

#CambiaUnaAcciónCambiaTodo.


Más columnas

Enrique Haro Belchez

Deforestación en México

Columna: Enrique Haro Belchez