Anilú y los Yunes. ¿Y los priistas heridos?

Columna: EN LA MIRA



Un sinnúmero de lecturas desató el informe de actividades de la diputada federal priista, Anilú Ingram Vallines, que realizó en la Riviera Veracruzana en un formato de autocine.

Pero en particular llama la atención que una de las fotos que circuló principalmente en los medios globales de información confirmó lo que ya se venía comentando desde años atrás en el sentido de que la legisladora tiene una relación cercana con el grupo neopanista veracruzano.

Y es que se dijo en su momento hasta la saciedad que el nexo con el equipo del exmandatario Miguel Ángel Yunes Linares era el entonces secretario de Gobernación en el sexenio peñista, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se ha convertido en el padrino de la veracruzana y que aprovechó la circunstancia de que los tocayos siempre han sido aliados, incluso estando en partidos distintos.

Con el paso del tiempo nunca se negó el vínculo, pero tampoco se habían dejado ver así tal y como sucedió en ese ejercicio de rendición de cuentas donde el encuentro fue sin rubores políticos.

Sobre todo porque el efusivo saludo, aún con pandemia, de la legisladora con el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, vino a reafirmar los acuerdos con este equipo político, mismos que han trascendido de cara a las elecciones en puerta.

Y es que se dice que Anilú Ingram ha renunciado a su aspiración para ser candidata a la alcaldía del puerto jarocho para evitar enfrentarse a Miguel Ángel Yunes

Márquez, el primogénito de Yunes Linares quien aunque aún no "amarra" la nominación en su partido si suma ya a otros a su proyecto.

A cambio de hacerse a un lado y dejar a los que confiaron en ella "colgados de la brocha" Ingram Vallines será abanderada a la diputación local con o sin alianza con el PAN, aunque también se sabe que busca una plurinominal por "amarrar" en la próxima Legislatura.

No obstante apareció también en una lista de los diputados federales que han manifestado su intención en San Lázaro por reelegirse, lo cual hace pensar que tiene claro que lo único que no quiere ser es candidata por el puerto jarocho.

A ver qué sucede cuando tenga que decirle a los priistas que declina por Yunes Márquez y que hay que apoyarlo con todo, pues seguramente más de uno le recordará como los Yunes azules lastimaron a los militantes incluso fabricando delitos para saciar solamente su sed de venganza en el bienio que fueron gobierno.

MUY EN CORTO

RÉCORD EN LAS COMPARECENCIAS.

Cuando parecía que la secretaria de Turismo y Cultura, Xóchitl Arbesú Lago, se llevaría el récord de diputados presentes en una comparecencia llegó la Contralora Mercedes Santoyo y la desplazó.

Y es que la originaria de Minatitlán había sido la funcionaria de menos convocatoria o para decirlo de otra manera la que menos importancia generó entre los legisladores locales ya que solamente estuvieron presentes siete contando los que integran la comisión.

El récord era pero de la menor asistencia, la peor convocatoria legislativa en sus exposiciones agendadas.

Pero de plano la titular de la CGE al acudir al Congreso local para rendir cuentas se llevó el primer lugar en quórum ya que solo hubo cinco diputados entre los de la comisión y los que se ubican en curules.

No se entiende por que él área que es la encargada de fiscalizar y revisar el actuar de los funcionarios casi no despertó interés entre los parlamentarios que mejor usaron su San Lunes para hacer otras cosas más prioritarias cómo empezar a comprar los regalos de Navidad.

Cuando los cuestionamientos pudieron ser más que interesantes.

Lo más importante fue que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez aclaró aquello de las asignaciones directas en su comparecencia, pues Mercedes Santoyo no fue clara en el tema y sus detractores usaron sus respuestas para golpear mediáticamente a su administración.


Más columnas


Juan Javier Gómez Cazarín

Navidad de esperanza

Columna: PARLAMENTO VERACRUZ


Despertador

Columna:



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD