Positivo que Suprema corte recorte el presupuesto 2019
imagen del Golfo
El que el Poder Judicial de la Federación presentara su plan de austeridad para el año 2019 envía un mensaje de sensatez y de no a los privilegios de los últimos años en algunas áreas de gobierno, reconoció Jeremías Zúñiga Mezano, presidente de Comunidades Seguras en el estado.

El que el Poder Judicial de la Federación presentara su plan de austeridad para el año 2019 envía un mensaje de sensatez y de no a los privilegios de los últimos años en algunas áreas de gobierno, reconoció Jeremías Zúñiga Mezano, presidente de Comunidades Seguras en el estado.

Al calificar de “muy positivo” que la Suprema Corte de Justicia decida recortar en casi 853 millones de pesos el presupuesto que ejercerá el próximo año destacó que sólo faltaba ese Poder para completar el proyecto de ahorro, dentro del Plan Nacional de Austeridad propuesto por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

“El mensaje que se envía a la nación es que los servidores públicos de primer nivel y con altos ingresos dejarán de recibir privilegios como viáticos para hospedarse en hoteles de lujo, renta de aeronaves, comidas en restaurantes de mayor lujo, seguridad privada, secretarios particulares, pago de gasolina, compra de vehículos blindados, pago de la telefonía celular, etcétera.

“Quien quiera ser millonario, que sea empresario, no funcionario. Es necesario que en el servicio público únicamente haya funcionarios y servidores públicos profesionales y con vocación de servicio; hay que evitar a los empresarios que incursionan a la política porque ven oportunidades de negocio en la administración pública”, aseveró Zúñiga Mezano.

Recordó que las graves crisis que se enfrentan en el país en gran medida se originan de las ambiciones de malos servidores públicos que han actuado pensando en satisfacer sus deseos de riqueza porque carecen de preparación en el diseño e implementación de políticas públicas.

Peor aún, el rezago en infraestructura se origina en los sobreprecios y los moches que aplican quienes manejan el presupuesto, en contubernio con particulares, subrayó.

Resaltó que el actual gobierno federal ha dispuesto de más de 30 billones de pesos y únicamente ha logrado que 2 millones de mexicanos pasen de la extrema pobreza a la pobreza, cuando lo que se requiere es resolver la problemática de fondo y no de manera superficial.

No obstante, el analista político aclaró que aun cuando las medidas de austeridad son plausibles, bajo ninguna circunstancia se debe afectar los derechos laborales de los trabajadores de base, quienes por lo general perciben los menores ingresos; y tampoco se debe suprimir fuentes de trabajo necesarias para la impartición de justicia.

El recorte presupuestal debería enfocarse a suprimir privilegios y gastos innecesarios, nunca a echar a la calle a quienes sí trabajan y son el sustento de sus familias, mucho menos en esta difícil situación económica y de seguridad que vive el país, puntualizó Zúñiga Mezano.

En tanto, sugirió esperar con cautela a conocer el proyecto de presupuesto de egresos de la federación para el año 2019 y comprobar si en verdad se acota al mundo de privilegios que tanto le han costado a los mexicanos.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook