¿Por qué comer rápido afecta tu salud?
Cuando comes rápido, el cuerpo no tiene oportunidad de indicarle al cerebro que se está llenando

Comer demasiado rápido significa que es más probable que te vuelvas obeso o desarrolles síndrome metabólico, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y accidente cerebrovascular, según una investigación presentada recientemente en las Sesiones Científicas de la American Heart Association 2017.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Hiroshima, en Japón, siguió a 642 hombres y 441 mujeres durante cinco años, identificándolos como lentos, normales o comedores rápidos. Encontraron que los comedores rápidos tenían un 11,6 por ciento más de riesgo de desarrollar síndrome metabólico, definido por tener tres factores de riesgo de obesidad (alrededor de la cintura), presión arterial alta, niveles altos de grasas malas (triglicéridos) y niveles altos de azúcar en la sangre tras un período de ayuno.

El vínculo entre comer rápido y menor salud se conoce desde hace tiempo. Cuando comes rápido, el cuerpo no tiene oportunidad de indicarle al cerebro que se está llenando. Los receptores en el estómago que responden a los alimentos y las hormonas que le indican al cerebro que digirieron parcialmente los alimentos pueden tardar de 15 a 20 minutos en activarse.

Asimismo, un estudio de más de 3.000 hombres y mujeres en Japón (donde el estudio del impacto de la comida rápida es popular) encontró que aquellos que comieron rápidamente y continuaron hasta que estuvieron llenos tuvieron tres veces más probabilidades de tener sobrepeso que aquellos que comieron más sosegadamente.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook