Pijamada en casa: 5 actividades súper divertidas
actividades del aula verde
Una pijamada es una oportunidad genial para que los niños y las niñas se diviertan y pasen un momento único con sus amigos.

Una pijamada es una oportunidad genial para que los niños y las niñas se diviertan y pasen un

momento único con sus amigos. Si esta vez han decidido que tu hijo sea el anfitrión de una de

estas fiestas, a continuación te brindamos una serie de consejos sobre juegos sencillos y

divertidos que todos disfrutarán, para que sea una velada realmente inolvidable.

1. Noche de terror

A los niños les encanta la temática relacionada con el terror, siempre y cuando se adapte a las

diferentes edades. Para los más pequeños, una buena idea es tomar una sábana amplia, un palo

de escoba en el centro e improvisar una tienda en el cuarto o en el living; y, a oscuras, pasarse

una linterna y contar las historias más terroríficas que se les ocurran. En el caso de los más

grandes, una excelente idea es el cine de terror. Siempre es importante que revises que las

películas que escojan posean clasificación apta para su edad. Los videojuegos de miedo y terror

también son una gran opción para estas ocasiones, existen opciones para todos los gustos y

edades.

2. Disfraces originales

No hace falta tener disfraces demasiado sofisticados para divertirse; para esta actividad, una

muy buena idea es que reúnas en un baúl ropa vieja, accesorios pasados de moda y diferentes

telas que puedan servir para armar un disfraz. El juego consiste en acercar a cada uno de los

niños con los ojos tapados a tomar algo de ropa en menos de 15 segundos. Una vez que todos

hayan elegido sus prendas, deben vestirlas, con la posibilidad de complementar los disfraces con

maquillaje u otros accesorios que tengan a mano. Finalmente, se organiza un desfile donde las

risas serán las triunfadoras.

3. Trampa de lasers en el pasillo

El juego de lasers es ideal para practicar en un pasillo. Se necesita un espacio reducido libre de

muebles y objetos que puedan romperse, y consiste en pegar tiras de papel crepé cruzando de

una pared a otra -como una tela de arañas-, simulando los lasers de las películas de acción.

Debe quedar el espacio suficiente entre ellos para que los niños avancen esquivandolos, sin

tocarlos. Gana quien logra atravesar al otro lado sin romper ninguno de ellos.

4. Maquillaje sin espejo

Un juego que pueden jugar niños y niñas, consiste en lograr un determinado diseño de

maquillaje -puede ser tradicional, de payaso o de algún personaje que se elija - sin mirarse en un

espejo. Por turnos, sentados en ronda, se pasan las pinturas y van recreando en su propia cara

el maquillaje elegido. Gana quien mejor lo logre.

5. Nudos con pies

Este juego puede jugarse por turnos o todos al mismo tiempo. Se necesita de una o varias

cuerdas de unos 40 centímetros de largo aproximadamente. La actividad consiste en un jugador

sentado en una silla, descalzo; en esta posición tiene que intentar formar un nudo completo

utilizando únicamente los pies. Gana aquel que tarde menos tiempo en lograrlo. Es un juego

muy divertido, que a los más pequeños les causa mucha gracia y además permite mejorar la

motricidad, por lo que es muy recomendable.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook