“Mientras se siga pensando que la inseguridad es un asunto de percepción , no mejoraremos": Mattielo
Recordó que otras ciudades mexicanas como Tula (Hidalgo) y Mérida (Yucatán) son altamente seguras porque sus autoridades trabajaron no en forma unilateral sino vertical, de la mano de la ciudadanía para que ésta se hiciera corresponsable de su propia seguridad, con algunos protocolos y medidas.

Mientras no haya voluntad para enfrentar a la inseguridad en forma proactiva y persistan posturas reactivas limitadas a más hombres armados en las calles, seguirán las estadísticas delictivas, sentenció Arturo Mattiello Canales, presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica.

Admitió que no hay fórmulas mágicas para desaparecer la violencia de un plumazo pero dijo que más policías y más armas no necesariamente significan mayor seguridad ni reducción de la delincuencia, y no puede haber solución sin la participación de la ciudadanía.

“Mientras se siga pensando que la inseguridad es un asunto de percepción únicamente, no mejoraremos y no habrá más inversión privada. Esto provocará que exista menos empleo y más delincuencia, desafortunadamente”, resaltó Mattiello Canales.

Recordó que otras ciudades mexicanas como Tula (Hidalgo) y Mérida (Yucatán) son altamente seguras porque sus autoridades trabajaron no en forma unilateral sino vertical, de la mano de la ciudadanía para que ésta se hiciera corresponsable de su propia seguridad, con algunos protocolos y medidas.

En ésos y otros casos se utiliza la tecnología pero también se involucra a sus habitantes en acciones y estrategias encaminadas a la comunicación e intercambio de información ante cualquier hecho fuera de lo común o sospechoso. Taxista Vigilante y Todos los Niños a la Escuela son algunas de ellas.

La prueba es que en Mérida un automóvil robado se recupera en 2 horas, mientras que en otras ciudades el propietario nunca vuelve a ver su vehículo, subrayó Mattiello.

Opinó que la conurbación Veracruz-Boca del Río-Medellín debería ser Comunidad Segura pues como metrópoli es escenario de una gran movilidad humana entre esos municipios por razones de trabajo o escuela y lo mejor es una estrategia conjunta en vez de acciones aisladas.

Admitió que la nueva autoridad de Boca del Río ya se interesó por ser una Comunidad Segura, pero en Veracruz aún no hay pláticas pese a ser el municipio más grande y más poblado en el estado y con mayor probabilidad de incidencia delictiva en sus diversas modalidades.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook