Luna nueva
Microrelatos

Las estrellas se apretujan en el cielo, la noche avanza, los pobladores duermen, Ángel como todas las noches, espera que salga Sara su novia, para platicar con ella y decirle cuánto la ama, está tan enamorado, que ha pensando robársela aun cuando ella le ha dicho que no quiere huir, que deben casarse.

Decidido, quiere aprovechar esta oscura noche, en la que solo se ven las formas y no se distingue más.

Su corazón salta de alegría cuando ve a Sara dirigirse al baño, él se acerca, le tapa la boca, la abraza, la acomoda en su espalda y escapa hacia el camino lo más rápido que puede, ya que su novia está más pesada de lo que pensó.

Solo avanza un trecho, porque su amada empieza a gritar: ¡Ayúdenme!

Al escuchar, se da cuenta que es el papá de su novia, lo baja y corre para perderse en la negrura, desde su escondite escucha los gritos desesperados del hombre.

¡Vieja! ¡Viejita! Ayúdame ¡el mismísimo diablo me llevaba en su espalda!

¿tu reacción?

conversaciones de facebook