Los secretos de Lady Di que han salido a la luz después de su muerte
Como cada año cuando agosto toca a su fin, el puente del Alma, en París, volverá a llenarse de flores. Se cumplen dos décadas y dos años de la muerte de Diana de Gales, la ya eterna princesa del pueblo, en un accidente de coche en la capital francesa

Como cada año cuando agosto toca a su fin, el puente del Alma, en París, volverá a llenarse de flores. Se cumplen dos décadas y dos años de la muerte de Diana de Gales, la ya eterna princesa del pueblo, en un accidente de coche en la capital francesa. La entonces exmujer del príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono británico, moría pocas horas después de estrellarse contra el pilar número 13 del túnel a causa de una herida, pequeña pero situada en el peor sitio. Esa revelación, entre otras muchas, ha sido una de las cuestiones que rodeaban a la aristócrata que han salido a la luz después de su muerte en el hospital parisino Pitié-Salpêtrière.

SOBRE LA MUERTE DE DIANA

El fallecimiento de la princesa del pueblo hizo que las conspiraciones y las teorías se dispararan. Finalmente, y después de una década de investigaciones, a principios de 2008 el Tribunal Supremo de Londres dirimía que se había tratado de un accidente. Las querellas de Mohamed Al Fayed, dueño de los almacenes Harrod's y padre de Dodi, entonces pareja de la princesa y también fallecido, no dieron su fruto y el jurado rechazó la teoría confirmando el accidente.

Lo que se ha conocido más recientemente es el modo en el que falleció Diana. En 2004 el jefe de la policía de Londres le pidió a un médico llamado Richard Sheperd que revisara las pruebas para ver si se trataba, como finalmente de decidió, de un accidente. Además de Diana y Dodi en el choque murió el chófer del automóvil, Henri Paul. Ninguno llevaba puesto el cinturón de seguridad; el único que lo tenía abrochado era el guardaespaldas de Fayed, Trevor Rees-Jones, sentado en el asiento del copiloto y que sobrevivió.

SUS AMIGOS Y AMANTES

A lo largo de su vida, pese a las dificultades que vivió en palacio, la princesa supo rodearse de gente que la quiso y la apreció por su personalidad y sus labores solidarias. También por su convivencia con ella, como fue el caso de su madrastra, con quien tantos encontronazos tuvo, que finalmente confesó que ambas acabaron convertidas "en buenas amigas". "Diana era una persona adorable que sufría una enorme presión y que acababa en mi sofá para contarme sus problemas", relataba Raine McCorquoadale en la revista británica The Gentlewoman en septiembre de 2015.

Uno de sus principales apoyos entre los Windsor fue Sarah Ferguson. Quién fue duquesa de York y esposa del príncipe Andrés aseguraba hace poco acerca de Diana que "era una mejor amiga, una hermana". "La echo de menos todos los días", explicaba la madre de las princesas Eugenia y Beatriz de York. Eso sí, sin dejar de dar su versión: "Éramos dos mujeres que nos habíamos enamorado de dos príncipes maravillosos, a ella le pusieron de santa, a mi de pecadora".


Lee la nota completa en El País.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook