La luz al final del túnel
Columna: La Luz al final del túnel

Fue tan desproporcionado y abrumador en sentido negativo lo quépasó en Veracruz, en el fallido sexenio anterior que prácticamente para nadieresultan desconocidos esos hechos. Esas condiciones de crisis profunda,ingobernabilidad y caos social son el punto de partida de la actualadministración del Licenciado Yunes; para juzgarlo y evaluarlo se debeconsiderar ese contexto; no hacerlo así puede llevar a conclusionesprecipitadas y erróneas. Abstraerse de esos factores, hacer como que todo eranormal y casi no pasaba nada, es un reto a la verdad, a la realidad y a lahonestidad. No es fácil pedir juicios y opiniones sensatas y con una relativaobjetividad en un ambiente cargado de ambigüedad, rencillas gratuitas yoposiciones frívolas. Nadie tiene que aplaudir si no quiere, además está en suderecho de dudar y criticar; no se debería apabullar con omisiones, verdades amedias, generalizaciones  y señalamientos sin ton ni son a unaadministración que ha venido sorteando con firmeza la tormenta perfecta que le heredaron.Aveces, por pegarle al gobierno terminan golpeando a Veracruz. 

 

En Veracruz, cada vez más se percibe la presencia y la eficaciadel Gobierno; esa es una condición fundamental para llevar los hilos de nuestraentidad. Ante el pasado de desgobierno, que producía desprotecciónsocial, ahora hay Gobierno que se hace responsable de sus deberes e interactúa con todotipo de autoridades y sectores ciudadanos. De inicio, asumió la rectoría de laeducación con las consecuencias de legalidad, transparencia, ordenadministrativo y apoyo a la calidad del sistema educativo veracruzano; con larecuperación de recursos y un escrupuloso orden presupuestal se inviertedestacadamente en salud y carreteras, áreas públicas donde hace muchos años noocurría nada positivo, donde no había obras ni inversión; con el diálogopermanente y el trato responsable se ha garantizado la libre manifestación sinque afecte a terceros. En materia de seguridad se avanza con la integración deuna nueva policía que sea confiable, honesta y profesional; su labor esdifícil, está ante desafíos mayores, de violencia estructural de alcancesnacionales e internacionales. 

 

Con la aplicación concreta de la justicia a quienes abusaron desus cargos, se han emitido mensajes contundentes de legalidad y tutoría real delos bienes de los veracruzanos. Poco a poco se percibe un mejor ambiente, sinomitir que todavía hay que hacerse cargo de los rebotes de violencia quegeneran,en menor grado, las bandas delincuenciales que dominaban a Veracruz. Nocreo que deban solicitarse elogios a los medios informativos y a los opositorespolíticos, la crítica es indispensable en democracia y ayuda a corregir lamarcha del Gobierno; si procede esperar equilibrio y ética periodística, asícomo la responsabilidad institucional de los partidos y grupos de la oposición.También pueden haber propuestas y creatividad, lucidez y razones, argumentos ypruebas. No debe haber exclusiones en la participación social y en elfortalecimiento de nuestra vida pública. No conviene una ciudadanía desinformaday con miedo, al contrario, sin paternalismo y con valor podemos hacer frente acualquier amenaza que se nos presente. 

 

Donde yo esté siempre será por convicción, así ha sido siempre;urgía la alternancia y la logramos; en muy pocos meses se ha retomado un mejorcamino; ahora viene otra etapa que contará con más tiempo y las bases de lo quese está haciendo para bien de Veracruz. Hemos aprendido, en curso práctico yrápido, que gobernar es un honor y una gran responsabilidad, que se puededignificar el servicio público y cumplir escrupulosamente con el deber. En lopersonal, me produce una enorme satisfacción hacer algo socialmente útil yacompañar a un Gobernador firme, trabajador y austero. 

 

Recadito: el eterno dilema entre el idealismo y el realismopolíticos está presente en versión muy mexicana.

Ufa.1959@gmail.com

¿tu reacción?

conversaciones de facebook