Inicia la fiesta magna
El Carnaval en la historia porteña

Veracruz celebra 94 años de tradición

“No importa que la fama de carnavales como los de la Riviera fancointaliana o el de Río de Janeiro o el de Mazatlán cautiven la atención por su fastuosidad… nada puede empañar la fama y el colorido del carnaval de Veracruz”

Fernando Marcos (1992)

Sin tantas vueltas, podemos definir el carnaval jarocho como la alegre tradición anual que tanto nos enorgullece e identifica ante el mundo.

El carnaval de Veracruz, como todo en esta vida, tiene lo mismo admiradores que detractores. Los primeros, son capaces de venir de ciudades lejanas con tal de no perderse de la fiesta; los segundos, radican en la ciudad y salen corriendo de ella en cuanto se inician los festejos. 

¿Qué significa Carnaval?

Hay cuatro versiones muy parecidas, todas procedentes del latín:

*Carnevale: Adios a la carne.

*Carnevarium: Quitar la carne.

*Carlevara: Abandonar la carne.

*Carovale: El adiós a la carne.

La palabra “carnestolendas” es el plural del vocablo “carnaval”, nombre con el que se designaba a los festejos del rey Momo. 

Mediante lo que se conoce como “sincretismo”, la iglesia católica “cristianizó” las fiestas paganas convirtiéndolas en una festividad previa al Miércoles de Ceniza, donde se permitían ciertos excesos en el beber y en el comer, los disfraces y las máscaras, las bromas y la alegría… con tal de que después hubiera 40 días de abstención y recogimiento.

Antecedentes porteños

Antes de 1880, previo al inicio de la Cuaresma, por las principales calles de la ciudad amurallada, se efectuaban desfiles, entre 7 y 8 de la noche, conocidos  como “el entierro de la sardina”.

Después venían los bailes, pero los había de dos tipos: para la clase alta, en el Teatro Principal (hoy Teatro Clavijero) y extramuros, en lo que hoy es Díaz Mirón, para el pueblo en general.

Ya en tiempos del emperador Maximiliano (1886) se realizó en Veracruz el llamado “Carnaval del Imperio”. Por aquel entonces a don Domingo Bureau, Prefecto Superior del Departamento de Veracruz, le  correspondió redactar el primer reglamento de las fiestas de Momo.

En dicho ordenamiento se contemplaba, por ejemplo, el hecho de que quien se disfrazara tenía que registrarse ante la autoridad; en esa ocasión se anotaron 1,246 enmascarados. 

Cabe aclarar que los disfraces, máscaras y antifaces solo podían ser utilizados en lugares cerrados.

Después de algunos años, por los fuertes y frecuentes movimientos políticos y militares del país, el carnaval desapareció, dado que no se daban las condiciones propicias para llevarlo a cabo.

En la época moderna

En 1925, un entusiasta grupo de tabasqueños animó a un grupo de veracruzanos a revivir el carnaval. La idea fue bien vista por el presidente municipal, señor Miguel Melchi García y apoyada por el jefe de operaciones de la Guarnición de Veracruz, el general Juan Andrew Almazán (a quien algunos autores señalan como creador de la idea).

El primer Comité de Carnaval fue presidido por el licenciado Ildefonso Consejo y la primera reina fue SGM Lucha I (quien obtuvo 71,610 votos); sus princesas fueron María Teresa Arzani (57,382 votos) y Luz Ortiz Montellanos (14,797 votos).

La coronación se llevó a cabo en la Lonja Mercantil, con la presencia de cadetes de la Academia Naval Militar. El presidente de comité, además de coronar a la corte real, dirigió el Elogio Lírico a la nueva soberana.  La reina desfiló por las principales calles de la ciudad, en su carro alegórico llamado -por su forma- “Canastilla Real”.

Para saber

• Existen cuatro versiones del apellido de la primera reina: Reygadas (Acta notarial,1925); Reigadas (Comité de 1931); Raygada (Ana María Silva, 1973) y Raigada (Alberto Mir, 2008).

• El costo del voto en ese primer festejo costaba 5 centavos.

• Fue hasta 1926 que surge la figura del Rey Feo: Papaíto I (Según A. Silva); Papiano I (Según G. Martre).

• Durante más de 15 años la reina fue llamada “Reina de la farsa y la alegría”, es en la década de los 40´s cuando comienza a llamarse “Reina de Carnaval”.

• Durante su primera etapa, el Comité de Carnaval tenía autoridad para regular los precios de los hoteles y los restaurantes, para evitar abusos.

• El antecedente de los actuales carros alegóricos lo encontramos en la expresión latina “carrus navalis” que significa “carros con ruedas”.

• En 1931, el cubano José Frade, paralelo el festejo oficial, llevó a cabo “El carnaval de locos”, con verdaderos enfermos mentales.

• Es hasta 1942 cuando surge la primera reina infantil: Angelita Deseano Peregrino (sobrina de Toña la Negra).

• Fue hasta 1945 cuando se iniciaron los desfiles nocturnos, gracias al apoyo del gobernador  Adolfo Ruiz Cortines.

• Es en 1953 en que se  decide cambiar de “Rey Feo” a “Rey de la Alegría”. Correspondió a Popocha I (José Pérez de León), ser el primero es ostentar dicho título. 

• Es en 1959 cuando surge el primer rey infantil: José Luis Luna.

• Durante 47 años Independencia y 5 de Mayo fueron el escenario de los desfiles de carnaval, con las incomodidades propias de la estrechez de ambas avenidas.

• Fue en 1974 cuando se efectuó el primer desfile por el bulevar, siendo presidente del comité, Roger Posadas Llorente.

• A partir de este hecho -criticado por muchos-, al tener más espacio, comenzamos a disfrutar de los cubanos con sus orignales evoluciones y sus llamativas farolas y de los brasileños, con sus ágiles “pasistas” a ritmo de samba y su escandalosa batucada… que llegó para quedarse.

• A lo largo de los años, sobre todo en las coronaciones, han actuado los artistas más destacados de México: Pedro Infante, Agustín Lara, Lola Beltrán, Marco Antonio Muñiz, María Victoria, Celia Cruz, Alberto Cortés, Javier Solís, José José, Mijares, Manolo Muñoz, Viky Carr, Manoela Torres, y muchos de igual fama. 

• Durante más de tres décadas, Antonio Flores Rentería fungió como Bastonero Real; con todo y que radicaba en el Distrito Federal, año con año él participaba, pagando sus propios trajes y demás viáticos.

• En 1993, Yuri fue nuestra reina de Carnaval. Ha sido la única soberana que se ha dado el lujo de cambiarse tres veces durante un desfile. ¿El secreto? En la parte inferior de su carro estaba instalado un vestidor y la esperaba una dama para ayudarla a cambiarse con rapidez.  

• Durante muchos años, los primeros carnavales duraban 3 días, con el paso del tiempo los ha habido de 9 días.  

• En la Quema del Mal Humor se lee un texto alusivo en tono humorístico, durante muchos años, Paco Píldora fue el encargado de su redacción y lectura.

• En conclusión: ¡Póngase o quítese la máscara, pero diviértase en el llamado “Carnaval más alegre del mundo!

¿tu reacción?

conversaciones de facebook