Forjadores de nuestra Historia
Héctor Noguera Trujillo
Veracruz, cuna de hombres ilustres
Biografías publicadas para salvaguardar la memoria

Pocas ciudades de México cuentan con tantos personajes connotados como Veracruz, que  no solo han destacado en la política y la administración pública, sino en el comercio, la historia y la poesía.

Hoy presentamos a nuestros selectos lectores siete libros que nos muestran las vidas de igual número de hombres ilustres de nuestra ciudad.

Estamos conscientes de que hace falta una mayor investigación al respecto. Existen muchos veracruzanos, cuyas biografías merecen permanecer impresas en un libro.

Vaya nuestro exhorto a los neo-cronistas veracruzanos -como los que martes a martes colaboramos en Galería- a hurgar en la existencia de personajes, pero desconocemos de sus valiosas vidas que son verdaderos ejemplos a seguir por la ciudadanía.

1961.-Migel Lerdo de Tejada

Una semblanza biográfica de Carlos J. Sierra, bajo el patrocinio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.-Edición rústica, de 17.5 x 23.5 cm. y 57 páginas. 

Se compone de cinco partes: una semblanza biográfica, artículos necrológicos, comentarios sobre su vida, sus exequías y un discurso póstumo. Miguel nació en la ciudad y puerto de Veracruz, el 6 de julio de 1812, siendo hijo de padre español y madre mexicana. 

Publicó un trabajo que lo sacó del anonimato, titulado: “Consideraciones sobre la situación política y social de la República Mexicana en 1847”. Ocupó tres ministerios: Hacienda, Fomento Económico y Relaciones Exteriores. 

Adquirió fama como escritor al publicar “Apuntes históricos de la Heroica Ciudad de Veracruz. En1853, se atrevió a enviarle una carta a Santa Anna, -que se volvió histórica- con 12 recomendaciones: la última de ellas dice: El mexicano quiere: “Que el gobierno comprendiendo su misión en la sociedad, no tenga otra mira en sus providencias que la de promover por cuantos medios estén a su alcance el bien general de la nación, sin posponerlos jamás a los intereses mezquinos de las personas que lo rodean! Lerdo de Tejada falleció en la ciudad de México a los 49 años de edad, en 1861.

1970.-Documentos relativos al historiador Francisco Javier Clavijero y su familia

Autor, Efraín Castro Morales.-Editado por el H. Ayuntamiento de Puebla de Zaragoza.-Es una publicación de 73 páginas, en un formato de 17 x 23.5 cm. Es una obra singular, dado que se trata de una recopilación de documentos oficiales, sobre todo de quien fuera papá del historiador. 

Francisco Javier nació en la Nueva Veracruz, el 6 de septiembre de 1731, siendo hijo del general Blas Clavijero y doña Isabel de Echegara, pareja que contrajo nupcias en esta ciudad, Su padre, por pertenecer a la nobleza, fue educado en París y era un amante de los buenos libros y de la pintura. 

A los 17 años, Clavijero se convirtió en Jesuita y se volvió una persona muy culta. Su fama se debe a que escribió “Historia antigua de México”, de más de 600 páginas, amén de haber sido maestro del cura Miguel Hidalgo.

1977.-Manuel Gutiérrez Zamora, defensor de la Reforma

Autor, Manuel Arellano Z.-Publicado por la Editora del Gobierno del Estado.-Tamaño media carta, con 140 páginas, en edición rústica.-Este personaje nació en Veracruz, el 24 de agosto de 1813, siendo hijo del español José Ceferino Gutiérrez Zamora y doña Juana Gutiérrez de la Concha, una criolla nacida en Guanajuato. 

Gracias a sus exitosas acciones militares, pronto llegó a general. Cuando Santa Anna sube el poder, manda al exilio a Gutiérrez Zamora. Ya en París, él expresa: “Lo que más tristeza me daba, era que al pararme en la puerta del hotel, entre tantísima gente que pasaba, no veía una cara amiga, ni siquiera quien me dijese como en Veracruz, adiós Manuel, o adiós don Manuel”. 

Fue miembro del Ayuntamiento local y llegó a gobernador del Estado. Se le recuerda, por dos hechos: el haberle dado protección a Benito Juárez, durante su estancia en nuestra ciudad y por haber construido el hospicio que llevó su nombre (inmueble convertido en Museo de la Ciudad).

1995.-Álbum de Ignacio Trigueros

Obra escrita y patrocinada por Enrique Trigueros Legarreta.-Se trata de un libro de lujo, tamaño carta, de pasta dura, con 127 páginas y una enorme cantidad de fotografías en color sepia. 

El nombre completo de este personaje fue Ignacio Tiburcio Valeriano Trigueros Olea, hijo de  un español de bajos recursos (Juan José Trigueros Jiménez) y de una criolla nacida en Veracruz (doña María Antigua Josefa de Paula). 

Siendo pequeño fue enviado a vivir a Alvarado con una familia de estadunidenses, en calidad de mozo, algo muy usual en la época… representaba una boca menos para quienes daban en adopción y la posibilidad de estudios para el adoptado. 

Por fortuna, Trigueros aprovecho muy bien su tiempo y retornó a Veracruz donde se inició en el comercio y como parte del ayuntamiento. 

Luego fue alcalde, diputado y ministro de Hacienda. Incluso fue gobernador del Distrito Federal y luego alcalde de la misma ciudad.

2010.-Historia de un historiador, biografía de Francisco del Paso y Troncoso

Autor, Héctor Noguera Trujillo.-Obra patrocinada por Conaculta-Ivec.-Edición de bolsillo (14 x 19 cm.), con138 páginas y fotografías en blanco y negro y a color.-Consta de 13 capítulos: El escenario de su nacimiento, Antecedentes familiares, Francisco de Borja, Actividades juveniles, La Ciudad de los palacios, El comienzo de su fama, Experiencias arqueológicas, Los preparativos para Europa, La exposición en España, Italia a la vista, Altas y bajas del historiador.

¿Quién fue y qué hizo?, ¿Qué pasó con sus restos? La vida de este historiador puede dividirse en tres tercios de 25 años cada uno: Veracruz, la capital de la República y Europa. 

¿Su mérito?: el haber tenido en sus manos documentos originales de la historia de México y Veracruz, de los archivos, bibliotecas y museos de 20 países. 

De toda la información que recopiló, es más la que no se ha publicado, que la que ha visto la luz pública. 

Un dato anecdótico: En 1887 fue el orador oficial en la inauguración de la estatua de Cuauhtémoc -que aún sigue en el Paseo de la Reforma- primero pronunció su discurso en náhuatl y luego en español.

2010.-Hernán Cortés, creador de la nacionalidad

Obra “clásica” de José Vasconcelos, cuya publicación original es de 1941.-Reeditado por Trillas, en papel “Bond”, en un formato de 15 x 23 cm. con algunas imágenes en blanco y negro. 

Consta de 30 temas, no muy extensos, entre los que destacan,  ¿Quién era Cortés?, El desembarco en San Juan de Ulúa, La Malinche, La marcha a México y La abdicación de Moctezuma. 

Este autor describe al conquistador como alegre, bromista, vivo de ingenio y amigo de las mujeres. Además, lo reconoce, producto del mestizaje que inició, como “el creador de la nacionalidad mexicana”. 

Si usamos un lenguaje metafórico, la Malinche sería la mamá de los mexicanos y Cortés el papá. (Se incluye a este personaje extranjero por haber fundado lo que algún día sería nuestra ciudad y puerto).

2013.-Vida y obra de Díaz Mirón

Autora, Esperanza Toral.-Una edición de lujo, a cargo de la Editorial Las Ánimas. Impresa en papel “Couché”, mide 24 x 30 cm. y consta de 307 páginas. 

Es de pasta dura, con fotografías a color. Se publicó en tiempos de la alcaldesa, licenciada Carolina Gudiño Corro, con el apoyo del Gobierno del Estado. 

Está dividido en varias partes: El hombre, El político y periodista, El poeta, Algunas obras poéticas, Homenaje al poeta: Avenida Salvador Díaz Mirón. 

Incluye un texto muy completo sobre “El Camino Real de Veracruz”. Esta gloria artística de Veracruz nació en la calle de Nava (hoy Emparan), el 14 de julio de 1853. 

Su nombre completo: Salvador Antonio Edmundo Espiridión y Francisco de Paula. Fue hijo de un militar, don Manuel Díaz Mirón, quien contaba con una amplia formación literaria e histórica, la cual influyó en la formación del futuro poeta. 

Su madre fue doña Eufemia Ibáñez Garrez, dedicada a las labores hogareñas. Aprendió a leer y escribir bajo la tutela del maestro catalán Manuel Díaz Costa.   

El historiador Ángel J. Hermida sintetiza la personalidad de poeta, cuando dice: “Su poesía era explosiva a veces, amor y ternura en otras ocasiones, y siempre de elevada, muy elevada calidad. La justicia social, la mujer, la naturaleza fueron fuentes de inspiración para su espíritu recio, altivo, rebelde e indomable”

Héctor Noguera Trujillo

Miembro Fundación 500 años

escritorhnt@outlook.com

¿tu reacción?

conversaciones de facebook