Familia espera justicia; indicios de negligencia en el caso del pequeño Joseph Emmanuel
Imagen del Golfo
"Se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que había muchas anomalías en el expediente de mi niño, por lo que contaba con todos los elementos para proceder a una denuncia civil y exigir una indemnización y una explicación técnica y médica, de acuerdo a los protocolos que debieron seguir antes de operar a mi hijo, cosa que no hicieron", detalló el afectado.

De acuerdo a la Comisión de Arbitraje Médico del Estado de Veracruz existió negligencia médica en el caso del pequeño Joseph Emmanuel López Feliciano, quien el día 20 de septiembre fue operado del corazón en el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, luego de esperar más de un año y medio por esa cirugía que le fue solicitada de manera urgente, a la edad de cuatro meses, en el mes de febrero del 2018.

El padre del menor, Eulalio Emmanuel López Cantú, recibió el comunicado por parte de la CODAMEVER, luego de haber sido estudiado y analizado el expediente médico del niño que falleció tras la cirugía.

"Se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que había muchas anomalías en el expediente de mi niño, por lo que contaba con todos los elementos para proceder a una denuncia civil y exigir una indemnización y una explicación técnica y médica, de acuerdo a los protocolos que debieron seguir antes de operar a mi hijo, cosa que no hicieron", detalló el afectado.

Agregó que en el Hospital Regional no siguieron los protocolos correspondientes pues el menor estaba muy bajo de peso.

"La operación no se la hizo un cirujano certificado en cirugía cardiovascular pediátrica, se la hizo un cirujano cardiovascular pero no con especialidad en niños, además de que se tardaron demasiado en hacer la petición de los insumos para su cirugía, casi un mes y medio", explicó.

Denunció lentitud e indiferencia por parte de los directivos del nosocomio, a los cuales acudió varias veces a solicitar su ayuda para agilizar los trámites y poder realizar la cirugía al infante.

"Todo fue en la dirección y en la subdirección, todo fue de muy mala fe, porque pudieron hacer las cosas más rápido, pero no quisieron. Desde los 4 meses de edad, que la doctora Amparo Chávez Gamboa le hizo su primer ecocardiograma, me dijo que el niño estaba muy mal,de ahí todo se fue en citas y citas para ver si ya estaba la sala de hemodinamia, sin embargo hasta la fecha el hospital no cuenta con una sala de hemodinamia", lamentó.

Dijo que solo busca que se hagan responsables y se humanicen pues los directivos y médicos carecen de la sensibilidad para conmoverse ante el dolor del paciente.

"El doctor Sócrates es una persona con la que usted habla con él y es una maravilla de persona, pero en eso se queda, solo en palabras, no hace nada; la doctora Ceballos es una señora muy recta, pero muy deshumanizada de los problemas de los demás, igual que la directora de la Torre Pediátrica, sólo van a ganar su quincena y ya", concluyó el joven padre de Joseph Emmanuel.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook