El 17 de abril es el día de la hemofilia
En el marco del Día de la Hemofilia, que se conmemora este 17 de abril, la hematóloga de la delegación Veracruz Sur del IMSS, María Gabriela Pardo Escobedo, explicó que este padecimiento no es curable y es importante detectarlo a tiempo para que el paciente tenga el menor daño articular

“La hemofilia es un padecimiento de la coagulación en donde existe una deficiencia de dos factores de la coagulación, puede ser el factor 8 o el factor 9, lo que hace que los pacientes, a edad temprana, empiecen con hemorragias a nivel mucocutáneo, es decir, sobre todo a nivel articular”, apuntó.

La especialista señaló que esta enfermedad es hereditaria y las mujeres son las que transmiten, por el cromosoma X, la deficiencia del factor.

Los varones, en cambio, no la transmiten, pero sí la pueden desarrollar, añadió.

Pardo Escobedo agregó que al ser un padecimiento hereditario la detección habitualmente se hace en las primeras etapas de la vida.

Explicó que al momento del nacimiento los niños presentan el cuadro clínico, o bien al momento de gatear o volverse más activo pueden comenzar con hemorragias a nivel articular.

Agregó que las articulaciones más afectadas son las que de denominan “blanco”, como son tobillos, rodillas y codos.

“La hemofilia tiene tres estados: leve, moderado y grave. Esto va a depender del nivel de actividad del factor que esté deficiente. Si un niño tiene una mayor deficiencia del factor, el cuadro clínico, las hemorragias, van a ser más comunes, y si la deficiencia es grave, las manifestaciones clínicas van a ser más frecuentes”, abundó.

La hematóloga refirió que al detectarse a tiempo, se puede dar al paciente un tratamiento que le permiten evitar el daño articular, ya que entre más eventos hemorrágicos articulares tenga la persona, la afectación es mayor.

Mencionó que esta enfermedad es rara y en el país hay alrededor de 6 mil pacientes.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook