Documenta la violencia
Pamela Salinas
Félix Márquez presenta libro recopilatorio

Reúne 10 años de fotoperiodismo

El fotoperiodista veracruzano Félix Márquez reúne en ‘Testigo de la violencia’ los hechos que marcaran al Estado del 2007 al 2017, publicación que presentara en la librería Mar Adentro, junto a la autora Celia del Palacio, la tarde del jueves 7 de febrero.

A través de una charla donde detalló los capítulos e imágenes que lo integran, Márquez compartió las experiencias que surgieran a través de esas capturas, muchas de las cuales ‘no me hubiera gustado registrar’, como comentara para Galería, ‘pero que es necesario contar’ tanto de la historia de Veracruz como de México.

Asesinatos, violaciones y secuestros en Veracruz, los 35 cuerpos en Boca del Río, fosas clandestinas, autodefensas en Zongolica y Soledad Atzompa, entre otros eventos delictivos, forman parte de ‘Testigo de la violencia’, libro con el que Márquez busca inspirar a conocer, aceptar y tratar de cambiar la historia. 

- Te tocaron los años probablemente más difíciles que se han vivido, ¿cómo los definirías?

- Los definiría como una barbarie que se cometió y que lamentablemente continúa. En otros puntos, tal vez en Veracruz - Boca del Río lo vemos menos, pero en Coatzacoalcos, Minatitlán, al sur del estado en Pánuco, Tuxpan, son hechos que todavía continúan y la sociedad está expuesta a esto.

- ¿Con esta publicación darías un corte para lo que sigue?

- Creo que con este libro cierro un ciclo definitivamente, en mi carrera profesional y personal, porque ya no estoy cubriendo de esa manera los hechos, por ciertas circunstancias de seguridad y cambiar un poco la manera de cambiar las historias. Sigo con estos temas, trabajando con desaparecidos, libertad de expresión, pero desde otra perspectiva, otra fotografía, incluso clínica, pero ya no tan directa, tan cercana a los hechos, sino a las consecuencias. Y sí, este libro cierra totalmente un ciclo.

INTRODUCCIÓN. El periodista presentó el libro junto a la autora Celia del Palacio.

INTRODUCCIÓN. El periodista presentó el libro junto a la autora Celia del Palacio.

- ¿Ante qué retos se enfrentarían los periodistas y fotoperiodistas durante esta administración?

- Creo que no hay que bajar la guardia, definitivamente. Nosotros crecimos con la guerra sin saber cómo enfrentarla, cómo cubrirla, de hecho. A lo largo de estos años, hemos necesitado de cursos, organización, un sin fin de cosas que no debemos dejar pasar, no debemos confiarnos que este gobierno pueda ser la solución. Hasta ahorita vemos voluntad, pero sin acciones concretas, (por eso) no debemos bajar la guardia. Los retos siguen siendo los mismos y aunados a los de seguridad, también a los profesionales, a trabajar estos temas con ética, profesionalismo, humanidad, ver a quién retratas como una persona igual que tú, esté viva o muerta, merece el mismo respeto y la misma dignidad.

- Además del libro, ¿dónde más podemos ver tu trabajo?

- De estos nuevos proyectos de los que estoy trabajando, uno se expuso en Nueva York en el Bronx Documentary Center. Ahí presenté la serie de Vestigios, que son objetos tomados de manera clínica, fotografías de manera clínica, en un fondo blanco, de periodistas asesinados de Veracruz. Es un trabajo personal totalmente, subjetivo, no tan alejado del periodismo, pero sí dando mi opinión y punto de vista y en ellos trabajo con mis recuerdos, de cómo eran ellos y trato de reconstruir, a partir de mis recuerdos, la identidad de cada uno de ellos. Estoy trabajando en estos temas, me ha tocado cubrir la caravana migrante y sigo trabajando para agencias y medios. 

¿tu reacción?

conversaciones de facebook