Casos de transferencia bancaria no autorizados se duplican
Imagen del Golfo
“Normalmente cuando un usuario presenta este tipo de quejas lo hace porque acudió al banco a hacer una transacción y resulta que sale del banco y a los 20 minutos le llega una alerta que él hizo una transferencia electrónica. La transferencia electrónica normalmente va acompañada de un préstamo que le otorga el banco -en teoría- y ese préstamo se lo depositan a su cuenta y de esa cuenta es transferido a una tercera cuenta que desconoce.

En el estado de Veracruz se triplicaron los casos de transferencias electrónicas no autorizadas a través de dispositivos móviles, informó Rafael Trillo Gracida, titular de la Unidad de Atención Regional de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Durante 2019 tienen registro de 180 reportes de sustracción de cuentas bancarias mediante esta operación, mientras que durante 2018 recibieron 67 quejas al respecto.

Las transferencias electrónicas que se realizan sin autorización van desde 100 mil hasta 600 mil pesos, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Esto se genera después de que el usuario va a un cajero electrónico, le llega un mensaje a su celular con la autorización de un crédito que se abona a su cuenta y posteriormente se va moviendo a otras cuentas hasta que se pierde el rastro.

“Normalmente cuando un usuario presenta este tipo de quejas lo hace porque acudió al banco a hacer una transacción y resulta que sale del banco y a los 20 minutos le llega una alerta que él hizo una transferencia electrónica. La transferencia electrónica normalmente va acompañada de un préstamo que le otorga el banco -en teoría- y ese préstamo se lo depositan a su cuenta y de esa cuenta es transferido a una tercera cuenta que desconoce.

“En muchos casos cuando el usuario acude a un cajero automático suele suceder que al salir del cajero automático el usuario dice que le hacen cargos a través de transferencias electrónicas. Qué quiere decir, que son a través de dispositivos móviles, donde el usuario dice que su dispositivo móvil el autoriza un crédito de 100 mil o 200 mil pesos. Le abonan el dinero a su cuenta y luego se lo mandan a otra cuenta y de ahí se va perdiendo el rastro”, explicó.

Rafael Trillo Gracida precisó que se trata de delitos donde opera la delincuencia organizada, por lo que resulta complicado conocer desde dónde se está realizando.

La recomendación, agregó, es que los usuarios de servicios financieros realicen transacciones virtuales únicamente desde dispositivos seguros.

Y que al momento de ingresar a la página de Internet de una institución bancaria revisen que la dirección web sea la correcta y no se trate de una página clonada por algún phishing, en donde generalmente el dominio es similar y únicamente cambia una letra.

 

 

¿tu reacción?

conversaciones de facebook