Carballido
En la opinión de Quillo

Los últimos viernes de cada mes,doy una plática en la librería “El vitral”.

Es una librería de viejo, los libros que vende, algunos muy buenos, siempre están muy baratos. Generalmente, al terminar cuando ya estoy por despedirme, echo un ojo a lo que hay en los estantes y siempre compro algo.

En una de esas ocasiones me encontré un libro de cuentos escrito por Emilio Carballido, para mi asombro, no había leído ese ejemplar (yo que presumía de haber leído toda la obra del genial escritor, o bueno casi toda ella, después de este descubrimiento).

El libro se titula “Venus – Quetzalcóalt y amigos que lo acompañan”. El libro llamó mi atención, primero, porque inicia con el señalamiento de Carballido, “me fastidia un poco el empeño de cierta crítica que considera el género novela como dependiente de su grosor. Tamaño enciclopedia, es novela, librito enteco, es cuento”, porque ya había yo leído la misma molestia en Sergio Galindo, otro escritor veracruzano que fue excelente y que nos dio una novela corta titulada “Polvos de arroz”, muy digna de ser llevada al cine.

Pero regresando al libro de Carballido, la otra cosa por lo que la obra llamó mi atención fue el precio (muy barato). Sin pensarlo dos veces, lo compré y lo leí en un momento.

El libro continúa con, “en este tomito, para el que sus editores quieren un prólogo, encuentro el punto justo de comparación para el asunto (al autor sigue molesto sobre el problema novela-cuento), hay una novela y cinco cuentos”.

Pues Carballido señala que “las novelas tienen complejidad estructural, desarrollo psicológico, amplitud de visión o de trama y mayor enfoque temático”. Mientras que “los cuentos tienen una facilidad anecdótica, o un trazo limitado de los caracteres, las situaciones son de natural brevedad y el tema es menos ambiguo y mucho más flexible”.

El libro inicia con una novela corta que es la que le da el título y de los cuentos que contiene, me gustó mucho uno titulado “Alma dormida”.

El cuento llamó mi atención porque siento que a partir de él, Carballido escribió el fenomenal guión para la obra “El esperado amor desesperado” o “El sueño que sueña la tortuga”, obra que fue llevada al cine en forma espectacular con un reparto de actores excelente.

La película habla sobre dos hermanas solteronas llamadas Rocío y Aminta, quienes se quedan con una niña que les deja una mujer en su tienda, un tendajón,- como conocí estas tiendas cuando fui niño- yo creo que ya no ha de haber este tipo de expendios.

Las actrices que interpretaron los roles de las solteronas fueron Sonia Furió, Ofelia Guilmáin.

El film inicia en el momento en que el tren que iba de Córdoba a la ciudad de México está a punto de arrancar, instante de confusión que la mujer aprovecha para engatusar a las pobres hermanas y les deja a la niña sin que haya tiempo para arreglos y a pesar de que ellas corren tras el ferrocarril, no le pueden dar alcance y se tienen que quedar con la bebé.

La forma en que Carballido retrata a la gente de provincia es fenomenal, siempre en forma divertida aunque dejando al descubierto momentos muy trágicos.

Lo primero que el autor desarrolla es el problema que tienen que enfrentar dos solteronas (vírgenes, como se suponía que era en esa época) al hecho de tener una bebé. ¿Cuál de las dos había dado su mal paso?, seguido de la postura del hermano machista en grado superlativo que debe dar la cara por sus hermanas.y enfrentar a puñetazos las burlas de los amigos y soportar estoicamente los comentarios cargados de mala leche de las señoras del círculo de amistades, sobre todo de la propia esposa.

El cuento que me impresionó, como dije al inicio de este trabajo, inicia con la situación de que la niña ya tiene más de quince años, se llama Aminta como su mamá-madrina, quiere conocer a su madre biológica, ya solo vive la hermana Rocío y a partir de investigaciones hechas en forma muy de mujeres de provincia, logran llegar a la señora. Ella es esposa de un hombre (machista en grado superlativo, por supuesto) muy rico y que la tiene aterrada (cómo debe ser).

La entrevista de la solterona Rocío y la señora tiene partes muy simpáticas que retratan la provincia en pleno, argumentos como; al estar en la sala de la casa, la dueña antes de saber a que han ido la niña y la mujer les dice “ya se fijaron que aquí en la sala no hace calor, pues es porque está puesto el aparato de aire acondicionado, es el ruidito que se escucha”,  y cuando ya están en plena discusión, la solterona le dice “si se hubiera usted aguantado y no haber andado de traviesa, o haber hecho las cosas con cuidado”.

La película y el libro son muy recomendables, lo bueno es que los puede encontrar en forma gratuita en esta inmensa biblioteca que es el Internet.

GRACIAS

¿tu reacción?

conversaciones de facebook