Arroyo Moreno  representa intereses del gobierno del estado con empresas  como Ida Reyker
Heladio Castro
Las acciones de supuesto saneamiento en Arroyo Moreno exhibieron que el gobierno estatal llevó a esa zona a una empresa reincidente y sancionada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, señaló Alberto Castillo Jiménez, integrante del Comisariado Ejidal y presidente de Paraíso del Manglar.

Las acciones de supuesto saneamiento en Arroyo Moreno exhibieron que el gobierno estatal llevó a esa zona a una empresa reincidente y sancionada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, señaló Alberto Castillo Jiménez, integrante del Comisariado Ejidal y presidente de Paraíso del Manglar.

Resaltó que además de que les plagiaron y alteraron la idea de rescatar a esa zona protegida, no se ha cumplido ninguno de los 4 ejes del proyecto original: limpieza de residuos sólidos; mejoramiento de índices de calidad del agua; reforestación; y desarrollo comunitario en Arroyo Moreno.

Acusó que el personal de la empresa que se adjudicó el supuesto saneamiento no sólo no saneó nada sino que por el contrario, causó devastación al hacer brechas indebidas.

“Ellos fueron y en lugar de preguntarnos y decirnos las cosas, llegaron e hicieron 2.5 kilómetros de brechas en el manglar, derrumbando mangle. Lo denunciamos ante la Profepa; la Profepa hizo un acta y una orden de inspección.

“Los dueños de la compañía, que es una filial de IDA, que se llama REYKER Grupo Constructor, dicen que ellos no hicieron nada, que ellos no fueron. Entonces estamos presentando las pruebas de que no hubo ninguna persona ahí trabajando más que ellos, vistos por los dueños de las parcelas y por el comisariado ejidal, que es Roberto Valerio Santiago”, señaló Castillo Jiménez.

Recordó que a la empresa IDA ya la habían sancionado las autoridades federales en la obra del Foro Boca porque no presentó una manifestación de impacto ambiental, misma causa por la que también intervino la Profepa en el caso del manglar de Arroyo Moreno.

Por ello demandó mano dura y acciones contundentes contra quienes depredan el medio ambiente en aras de intereses de un reducido grupo.

“Pedimos a Diego Cobo Terrazas, delegado de la Profepa en el estado, que los responsables, en este caso el Grupo REYKER, paguen la sanción porque están todas las pruebas necesarias para que el Departamento Jurídico de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente les haga la sanción.

“Ellos ya son reincidentes porque en la construcción del Foro Boca tienen pasivos ambientales porque ya fueron multados por un millón de pesos. Nosotros consideramos que esta multa no puede ser menor a los 3 millones de pesos”, subrayó el ejidatario.

Ante la posibilidad de que el gobierno federal saliente cierre sus puertas y no se emita una resolución punitiva para la referida empresa, Castillo Jiménez confió en que el resolutivo de la Profepa conllevará una sanción para REYKER Grupo Constructor, que tuvo la semana pasada para defenderse.

“Consideramos que el resolutivo va a ser en contra de ellos, para nosotros definitivamente eso ya tiene que ser un motivo de que les cancelen el contrato. Uno, que el recurso de la sanción sea devuelto para hacer los trabajos necesarios en Arroyo Moreno.

“Y segundo, que el recurso que ya está autorizado para hacer esos trabajos, no lo muevan, porque ése es un temor que nosotros tenemos, porque es una gestión que tenemos desde hace 20 años y hoy por fin que se logró por esta situación, no es justo”; subrayó.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook