Apuntes de la llegada de Cortés
Inician los trabajos para fundar la Vera Cruz

El jesuita Francisco Javier Clavijero logró precisar con exactitud en el siglo XVIII que la llegada de la flota de Hernán Cortés a la costa veracruzana, fue durante la noche del Jueves Santo del año de 1519, fue el día 21 de abril de ese mismo año, desembarcando por primera vez los españoles al mando de Hernán Cortés al día siguiente. 

Sin embargo, el 22 de abril no fue la fecha de fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz.

¿Qué fue lo que sucedió entonces ese día? Para precisarlo, se debe tomar en cuenta que muchos cronistas y autores españoles escribieron sobre el proceso de conquista y colonización de las tierras americanas, que inició el 26 de diciembre de 1492, cuando el almirante Cristóbal Colón comenzó a construir el fuerte de Villa Navidad, con las maderas de la nao Santa María naufragada dos días antes. 

El inicio de la conquista de Mesoamérica por la hueste comandada por el extremeño Hernán Cortés contó con varios de ellos, algunos de los cuales no pisaron América o la Nueva España.

Si se recurre a los protagonistas (fuentes primarias) o a quienes les conocieron sin estar en el momento de los hechos (fuentes secundarias) -no a autores e intérpretes de siglos posteriores- se logran detectar fuertes coincidencias que descartan que el 22 de abril de 1519 se haya fundado cabildo alguno. Veamos a tres de ellos:


Bernal Díaz del Castillo (Ca. 1495-1584)

Fue un conquistador español que participó en la conquista de México y fue más tarde regidor de Santiago de Guatemala. 

Se le atribuye la autoría de la “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, la cual comenzó a redactar como un memorial de guerras; pero más tarde fue revisada y expandida en respuesta a la publicación de Francisco López de Gómara, que Díaz del Castillo consideraba muy imprecisa, además de que no reconocía los esfuerzos que llevaron los soldados comunes durante la invasión de México. La primera edición fue publicada en 1632.


El cabildo de la Villa Rica de la Vera Cruz

La primera carta que escribió Cortés se perdió o nunca fue escrita. Así, fue elaborada por segunda vez por la Junta de regimiento, fue fechada el 10 de julio de 1519 y se tituló “Carta de la justicia y regimiento de la Rica Villa de la Veracruz”, con especial dedicatoria a la Reina Doña Juana y a su hijo el emperador Carlos V y enviada el día 26 a España, por conducto de los procuradores y ex-alcaldes ordinarios Alonso Hernández de Portocarrero y Francisco de Montejo. La primera edición fue publicada en 1842.


Francisco López de Gómara (1511-1566)

Fue un eclesiástico e historiador español que destacó como cronista de la conquista española de México, a pesar de que nunca atravesó el Atlántico. 

Estudió en Alcalá de Henares para ordenarse como sacerdote. Vivió en Roma, y a su regreso hacia 1540 conoció a Hernán Cortés y se quedó en su casa como capellán privado. 

Sus fuentes de información para su obra “Historia de la conquista de México”, fueron el mismísimo Cortés, además de Gonzalo de Tapia y Gonzalo de Umbría. La primera edición fue publicada en 1552.

La lectura detenida de estas dos fuentes primarias y una secundaria, señalan una serie de hechos coincidentes el día 22 de abril de 1519:

BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO (protagonista):

  • Ocurre el desembarco de los españoles de Hernán Cortés, pues este había ordenado que nadie fuese a tierra.
  • Junto a los hombres, se desembarcaron caballos y cañones en los médanos de arena.
  • Se comenzaron a construir chozas de enramadas para unos 200 o 300 hombres, además de un altar donde se ofició misa.
  • Se aseguraron los caballos y en estas labores transcurrió todo el día.


Miembros del posterior cabildo de la Villa Rica de la Vera Cruz

  • Desembarco de Cortés con mucha gente de la Armada.
  • Se entrevista con dos indios principales, a quienes entrega obsequios para sus caciques.


Francisco López de Gómara (entrevistó a Cortés):

  • Se realiza el desembarco con aproximadamente 200 hombres armados, equipados con caballos y artillería.
  • Se establece un campamento en medio de los arenales (médanos).
  • Encuentran indígenas y efectúan comercio con ellos.
  • El intercambio sucesivo implica mucho oro, lo que hace que Cortés prohíba a sus hombres que lo rescaten.


La actividad española el 22 de abril de 1519, con los datos de estos autores, es congruente con las costumbres y leyes de la época, que regulaban el comportamiento en las expediciones de exploración y conquista en territorios desconocidos. Incluso son válidos y refrendados con la mentalidad militar actual, pues más que reglas inamovibles, se trata de la aplicación del sentido común en la especie humana y su prevención de los futuros riesgos ante la incertidumbre.

La actividad española el 22 de abril de 1519 en las playas de Chalchicueyecan es consonante con el espíritu de estas ordenanzas, pues primero se debía reconocer el terreno, de ahí que enseguida que desembarcase la infantería con piqueros, arcabuceros y ballesteros (capaces de herir y matar a distancia segura), siguiera el despliegue de caballería y artillería, formando un círculo defensivo alrededor de la cabeza de puente o sitio de desembarco inicial de un contingente, a fin de asegurar su permanencia. 

Al no recibir agresión sino el recibimiento pacífico y con fines comerciales de los indígenas -ya aleccionados por la anterior expedición de Juan de Grijalva en 1518-, procedieron a establecer un campamento provisional de chozas de ramas, sin construir en mampostería de piedra. Con la finalidad de alojar inicialmente a una tropa que alcanzaba casi la tercera parte o mitad de los efectivos humanos de la flota.

Para que se fundara el ayuntamiento de la Villa Rica de la Vera Cruz se necesitaron otros eventos, que fueron mezcla de la frágil legalidad sobre la que descansaba la autoridad de Cortés, las pugnas y falta de cohesión entre los hidalgos, soldados de fortuna y aventureros que conformaban la armada. 

Siendo el oro recogido con relativa facilidad a través del intercambio, un poderoso detonante que fue aprovechado por Cortés para liberarse de la autoridad del gobernador Diego de Velázquez y subordinarse directamente a la del rey, a través del apoyo de un cabildo formado por sus aliados; mismos que lo nombraron alcalde o justicia mayor y capitán general.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook