Cobertura-Elecciones-2021

32 millones de dólares, costo de contrato con Pegasus: UIF

Indicó dicho contrato fue gestionado por Tomás Zerón en 2014, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), informó que el contrato del software Pegasus, que sirvió para espiar a diversas personalidades en México, costó 32 millones de dólares.

Indicó que dicho contrato se consumó durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, por el entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, y fue gestionado por Tomás Zerón en 2014.

Contrato de Pegasus costó 32 mdd: UIF

“Grupo Tech Bull contrató durante el 2014, con la Procuraduría General de la República, particularmente con el licenciado Tomas Zerón, director de la agencia de investigación criminal, el software Pegasus para efecto de espionaje telefónico, este contrato es uno 32 millones de dólares, desarrollado por la empresa israelí NSO Group, al que terminó transfiriéndose los recursos”, indicó.


PUBLICIDAD

Nieto Castillo destacó que, durante los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, destinaron 5 mil 914 millones de pesos para empresas como Tech Bull, o Grupo Balam, en Israel e Italia; las cuales están relacionadas con el malware de espionaje: Pegasus.

 “Los montos contratados suman un total de depósitos por 5 mil 914 millones de pesos, y en retiros de 2 mil 889 millones de entre empresas beneficiadas grupo Balam, que tuvo depósitos en millones de pesos de más de 910, el grupo Tech Bull, 527 millones; se encuentran concentrados la adquisición del malware Pegasus”, apuntó. 

El titular de la UIF dijo que, de 2013 a 2018, Tech Bull declaró ingresos por 490 millones de pesos y deducciones por 485 millones; es decir, “la presunción es que hay una contratación de empresas que facturan operaciones simuladas para deducir impuestos y no pagar los impuestos al Estado mexicano”.


PUBLICIDAD

Indicó que, en el año 2019, terminando la administración del priista Peña Nieto, esta empresa declara en ceros, es decir, no vuelve a tener ninguna ganancia.

El abogado comentó que tanto Grupo Tech Bull y el Grupo Balam Seguridad Privada transacciona con un grupo de 10 empresas con características de fachada en razón de los domicilios fiscales, los accionistas y representantes legales y con características de personas jóvenes y con incongruencia en su perfil sociodemográfico para ser accionistas de una empresa que reporta ganancias por más de mil millones de pesos.



PUBLICIDAD

Destacó que no es el primer caso que se tiene reportado en México sobre adquisición de malware. El primer caso se remonta a la administración de Felipe Calderón y tiene que ver con la contratación que Genaro García Luna hizo de las empresas de los señores Weinberg para poder contratar el software de NiceTrack.

Santiago Nieto dio a conocer que no presentará ninguna denuncia por el presunto espionaje del que fue víctima durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. 


PUBLICIDAD

“La venganza no debía ser el objeto de vida de una persona, sino más bien la justicia. Entonces, no, no presentaré ninguna denuncia”.

El director de la UIF apuntó que cuando llegó a la dependencia se encontró una lista de personas investigadas llamada ‘Los Maléficos’, en la cual estaba incluido el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador y otros funcionarios.


PUBLICIDAD

“Debo decir que en la UIF cuando se recibió, encontramos al paso de los meses una lista, un archivo que era de todas las investigaciones que se habían desarrollado, llamada ‘Los Maléficos’, por cierto, y en esa estaba el número uno con el apodo de ‘El Gallo’, era el presidente López Obrador”, narró.

Señaló que en esa lista estaba también la ministra Olga Sánchez Cordero y el exsecretario Alfonso Durazo, así como los periodistas Víctor Trujillo y Carmen Aristegui. Pero aseguró que ninguno de los archivos de investigación se mantuvo.

Al respecto, Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, dijo que entregará a la Fiscalía General de la República toda la información sobre las dependencias involucradas en este espionaje del que fueron víctimas durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

 “Todo esto tiene que ver con el antiguo régimen y eran las prácticas para tener el control, intimidar, manipular, para imponerse y esto fue un distintivo durante todo el periodo neoliberal”.

Indicó que más allá de que el espionaje es un delito, se debe explicar quién costeaba dicha práctica, pues espiar “cuesta mucho”.


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD