Cobertura-Elecciones-2021

En Veracruz revictimizan a 2 mujeres periodistas

Columna: Política a la veracruzana



La ejecución en contra de las periodistas Yesenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García, visibilizó nuevamente la violencia en contra del gremio allá en Veracruz. Los hechos ocurrieron el lunes pasado en el sur de aquella entidad; apenas a una hora de los acontecimientos, el gobernador Cuitláhuac García ya revictimizaba no solo a quienes habían perdido la vida, sino que además exponía a las familias de éstas.

En reiteradas ocasiones él mismo ha advertido que por secrecía en las investigaciones es imposible revelar datos de la investigación, pero en esta ocasión sin importarle tal premisa reveló que se detectaron audios donde se liga a la periodista Yesenia con la delincuencia. Luego tras señalamientos se lanzó contra el mismo gremio asegurando o acusando que fueron éstos mismos, es decir, los periodistas quienes filtraron audios donde aparentemente se escucha a la periodista operar para la delincuencia.

Sin pruebas de lo señalado, el mandatario responsabilizó a la prensa de filtrar dichas grabaciones. Fueron ellos mismo dijo Cuitláhuac, quienes revictimizaron a las comunicadoras. Lo que el gobernador parece desconocer a conveniencia es que, cualquier autoridad puede filtrar a través de redes sociales audios.

Evidentemente la investigación de Verónica Hernández y que el gobernador respalda, excluye el trabajo periodístico de éstas, como línea de investigación. Lo anterior a pesar de que la madre y hermano de una de las víctimas revela que, Yesenia había recibido amenazas por teléfono y la seguían personas desconocidas.

De igual manera, relatan que el pasado 30 de abril, Yesenia acudió a un evento del Día del Niño en una colonia de Cosoleacaque donde contó a su madre que hombres sospechosos la siguieron en una moto. Días antes, el 4 de mayo contó que era seguida por el taxi número 3584 que tripulaban dos hombres de complexión robusta; "Le gritaron por el cristal que la iban a matar" aseguró su madre.

Ramiro Mollinedo, hermano de la víctima y quien también ejerce la actividad periodística, relató que las amenazas se habían vuelto frecuentes.

El propio gremio -a ese que Cuitláhuac acusa de filtrar información que liga a periodistas con delincuencia organizada- asegura que esos audios les tomaron por sorpresa y más aún lo supuestamente encontrado en el vehículo porque ni Yesenia, ni Sheila Johana García, tenían fama o antecedentes de drogas o portación de armas.

Ayer jueves por la mañana, con datos aportados por la fiscal Verónica, el subsecretario de Seguridad Pública Federal, Ricardo Mejía Berdeja, aseguró que ya se tienen identificados a los presuntos autores materiales del asesinato de las periodistas Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García.

De entrada, el funcionario federal prácticamente descartó su actividad periodística como motivo del asesinato como lo anticipó Cuitláhuac García.

Así actuando como todo aquello que criticaron, hoy igual que el pasado se criminaliza a los periodistas y a pesar de lo señalado por familiares, dos mujeres periodistas y madres de familia son revictimizadas por autoridades.

Un total de 7 comunicadoras y comunicadores han sido asesinados durante el Gobierno de Cuitláhuac García. Jacinto Romero; Julio Valdivia; María Elena Ferral; Celestino Ruiz; José Luis Gamboa Arenas y a ellos se suma Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García.

/pn


Más columnas


Raymundo Jiménez

Raúl López Gómez

Luis Alberto Romero