Urge reforestar la ciudad
Enrique Ledesma Prieto
El puerto se transforma en plancha de concreto

Rompe el equilibrio la modernidad con el entorno

Durante la reciente reunión del Grupo Cultural Fénix de Veracruz AC se llevó a cabo la ponencia sobre la ‘reforestación de Veracruz’ a cargo del arquitecto Ángel Hernández Ramos.

En la charla, el arquitecto Hernández se encargó de resaltar la importancia y sobre todo la urgencia de reforestar el Puerto de Veracruz, ya que dijo, el uso desproporcionado del concreto trae como consecuencia más calor.

Tal es el caso de la tendencia urbana sobre algunas zonas turísticas de la ciudad, como son el Centro Histórico, la Plaza de Armas y el Malecón. Donde se han eliminado una gran cantidad de árboles para resaltar el paisaje urbano.

“Estamos cometiendo un gravísimo error. En el caso del Centro Histórico de Veracruz se busca que luzcan los edificios y para esto se están quitando las áreas verdes, por el contrario, debemos plantar más árboles.

“En otras partes del mundo plantan árboles, pero los podan de tal forma que permite la sombra y la visualización del edificio, y aquí debemos plantar más palmeras y que a su vez luzcan los edificios.

“Por otra parte, no se hace un estudio a fondo de lo que en realidad necesita la ciudad, entonces los trabajos que se hacen están enfocados a la cuestión estética.

“No se trata de que la ciudad se vea bonita, sino que sea funcional. En el libro ‘Arquitectura, escenario para la vida’, de Ulrich Conrads, plantea que todo espacio en la ciudad o en el campo, la arquitectura sirva para que la gente viva la ciudad y el espacio, no para que destaquen los edificios”, señaló.


Labor altruista


El arquitecto Ángel Hernández Ramos realiza la labor de reforestar algunas partes de la ciudad de manera altruista, convoca a personas y asociaciones no gubernamentales para alternar responsabilidades en favor del medio ambiente.

Respecto a la remodelación de las mencionadas zonas, explica que son el resultado de la copia de modelos extranjeros que no aplican al entorno veracruzano.

“A Veracruz se trató de traer el modelo de las Rampas de España, pero el problema es que toda ciudad responde a su latitud. Y esto se refiere a que una ciudad como Barcelona no responde a una condición ambiental como los nortes, no hace tanto calor como aquí porque su latitud es diferente.

“Entonces la arquitectura responde también a ese tipo de condicionantes climáticos, a los materiales para construcción de la zona, entre otros factores.

“Cuando se piensa que la arquitectura es universal, es como creer que porque se ve bonito y que en otra parte funciona, aquí va a funcionar.

“El arquitecto tiene la obligación de conocer los limitantes para saber cuál de ellos vamos a trabajar. Y obviamente darle al ciudadano los espacios que les permitan una sana coincidencia”, resaltó.   


- ¿Es posible llegar a ese equilibrio en la ciudad?

- No solamente es posible... ¡Es una obligación! No podemos permitir que por egos se esté haciendo lo que se realiza en Veracruz. En la medida que nosotros como ciudadanos le hagamos ver a la autoridad que no son solo cuestiones de capricho, porque eso es lo que hace el arquitecto Manolo Ruíz Falcón, director del Centro Histórico.

Dijo en su momento sobre el proyecto del Centro Histórico: ‘Se hace porque se hace’, y hoy estamos pagando las consecuencias.

Lo que se brinda para la ciudad debe ser equitativo con el medio ambiente. Confío en que la nueva administración municipal tome parte de este asunto.


- Pero la nueva administración está restaurando el Bulevar Ávila Camacho, el Malecón. Algunos ciudadanos mencionan que esto será una ‘plancha caliente’.

- La administración municipal dice que esta es una obra del estado, pero sabemos el significado de estado y municipio en términos de parentesco.

Es una tristeza que en tantos metros de malecón no haya un solo árbol.


- ¿Están tomando en cuenta más la movilidad urbana que la peatonal?

- Están pensando en que esa movilidad urbana se vea bonita, no funcional. Todos estos espacios que están construyendo deben ser para que se ocupen todo el día, no solo a ciertas horas que ya no hay sol. 

El uso del concreto de manera desproporcionada tiene como consecuencias más calor y condiciones adversas. Estamos a tiempo de hacer algo.


Los beneficios del árbol en la ciudad

1. Proporciona frutos

2. Refresca las calles

3. Limpia el aire y proporciona oxígeno

4. Ahorra agua

5. Protege la biodiversidad

6. Revaloriza el entorno 


Datos

De acuerdo con las organizaciones como la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas, debe haber plantado un árbol cada 10 metros cuadrados como mínimo, y en un máximo de  1 árbol por cada 16 metros cuadrados por cada tres habitantes. En México el promedio es de 8 metros cuadrados, lo que indica que se está en la media mundial.

Sin embargo, en los últimos años se han deforestado más espacios para dar movilidad al transporte, que es la causa principal del problema.


Las ciudades del mundo con más m2 plantados son:

5. Ginebra

4. Frankfurt

3. Sacramento

2. Vancouver

1. Singapour


Las ciudades de México con más m2 plantados son:

6. Xalapa

5. Durango

4. Monterrey

3. Aguascalientes

2. Guadalajara

1. CDMX

ARQUITECTO Ángel Hernández Ramos.

ARQUITECTO Ángel Hernández Ramos.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook