Sin soporte normativa para posesión de mascotas
Guillermo Carreón
Consecuencia de ésta situación, son los casos de maltrato animal

En México las normas para la posesión de mascotas son tan vagas y no se aplican, lo cual genera que cualquier persona pueda tener en su vivienda un animal, pero también de no brindarle los cuidados ni el tipo de alimentación de acuerdo a su especie, precisó Víctor Manuel Valdés Ávila, entrenador de mascotas.

“Las normas en México están muy vanas, no tienen grandes fundamentos, te pongo un ejemplo: se dice que tienes derecho a tener cualquier mascota que desees. La mascota que quieras la puedes  tener siempre y cuando compruebes la procedencia y legalidad de la mascota.

Esto hace que tú puedes vivir en un departamento y si en el departamento por la puerta cabe un  elefante tú lo puedes tener, la Constitución te da permiso de tenerlo al menos en el Distrito Federal en la zona conurbada y no necesitas ni un espacio, ni un área para el animal ni nada, sólo necesitas tu factura que ampare que es legal”, precisó.

Consecuencia de ésta situación, dijo, son los casos de maltrato animal, y habla de maltrato animal no es únicamente golpearlos, si no que trata de no dar de comer, no dar cuidados médicos, mantenerlos bajo encierro y no otorgarles el tipo de alimentación o cuidado que requiere la especie.

El especialista dijo que cuando llegan a recuperar algún animal, hay centros especiales para tenerlos en México, pero al existir corrupción, los animales recuperados  se van a las casas de los ricos sin que exista una buena regulación sobre ello.

“En México la Semarnat y la Profepa te puede quitar un animal por maltrato y se supone que debería dármelo a mí si yo soy reproductor de ese animal exótico en especial, pero por la corrupción no es así, en especial hablemos de por ejemplo un loro de cabeza amarilla.

Si tú tienes un loro de cabeza amarilla en maltrato y yo tengo una UMA dada de alta como la reproducción de loros cabeza amarilla, es el loro de cabeza amarilla me lo deberían dar a mí, desgraciadamente los partidos políticos  están muy metidos en esto y yo no puedo creer que la ley te impida por ejemplo reproducir guacamayas en cautiverio”, precisó.

Dijo que eso hace que alguien que quiere una guacamaya la pague en el mercado negro a cualquier precio, en vez de solicitar al especialista que de cada 10 guacamayas criadas cinco se liberen en México y el resto se comercialicen, pero no hay un criadero ni el cumplimiento de las leyes.                               

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook