Redescubre la riqueza veracruzana
Promotora y gestora cultural radicada en Barcelona

Rosa María es fotógrafa, empresaria cultural y promotora de Mayo Fotográfico, el mítico festival de fotografía realizado en Xalapa, desde hace ya muchos años, el cual, por un esfuerzo colectivo, pero principalmente por sus dos organizadores más entusiastas: Miguel Femmat y la propia Rosa María, se hizo posible la edición 2018, ya que se trata de uno de los Festivales culturales con mayor tradición en todo el país.



- ¿Qué significa para ti Mayo Fotográfico?

- Es un festival entrañable para mí. He estado en la coordinación de este festival desde el 2001, ya son muchos años, yo quería que esto prevaleciera y nos atrevimos a hacer Mayo fotográfico 2018. 

Fíjate que es el festival más antiguo en su tipo, me atrevo a decir que del país, nace con el nombre de junio, mes de la fotografía en Xalapa, posteriormente le cambiamos a Mayo fotográfico, y podemos decir que es el más longevo del país, ya que desafortunadamente nacen y mueren muchos festivales y este ha sobrevivido.



- Hay una tradición de grandes fotógrafos veracruzanos… ¿cuántos de ellos han participado en Mayo fotográfico?

- Manuel González de la Parra, por supuesto Miguel Femmat, Héctor Vicario, Adrián Mendieta, Héctor Montes de Oca, Ángel Arciniaga, Teul Moiron, entre muchos otros…



- Ahora, ¿hay crisis en la fotografía o en los apoyos gubernamentales?

- Cuando se llevó a cabo el festival, siempre fue porque había una suma de voluntades enorme y esa suma era lo que lograba lo que queríamos ese año, porque era temático.

Entonces, creo que hemos restado en lugar de sumado esas voluntades y por eso se hizo esa pequeña pausa.

Sin embargo, como buenos gestores que queremos que esto siga adelante, es que volvimos a sumar voluntades , más que presupuestos, porque realmente se llevó a cabo con el bolsillo de cada uno de los participantes y con la generosidad de todos.



- ¿Estamos en una transformación de las formas de hacer gestión cultural?

- Sin duda, hay una nueva forma de hacer gestión y que no solo debemos apoyarnos en presupuestos gubernamentales y debemos hacer una dinámica más intensa de gestión, apoyarnos en otro tipo de fórmulas, que aunque debemos seguir acudiendo a presupuestos del gobierno, pero no basarnos en ellos, crear fórmulas de cooperación con entes privados y atraerlos y tratar de hacerles atractivos nuestros proyectos.



- ¿Cómo ves la gestión cultural actual en Veracruz?, y te lo pregunto por tu perspectiva de que ahora vives en Barcelona, y quisiera saber ¿cómo nos perciben por allá?

- Tengo la fortuna de haberme formado en este estado donde tenemos que sacar toda nuestra inteligencia y nuestra sensibilidad para lograr cada proyecto, y ahora estar en otro continente, me permite tener una visión mucho más rica.

No sería posible decir que tengo experiencia si negara lo que aprendí en Veracruz, eso me permite tener una óptica que me permite comparar. Se trata de que allá se organizan y se reúnen en grupos, no tienen miedo a las asociaciones, a la cooperación, es decir que un artista no va solo, sino que pertenece a un  grupo, lo mismo los gestores, están agrupados, y eso da la fortaleza que a veces hace falta. 

- ¿Cuándo llegaste a Xalapa?

- Llegué en 1990, a estudiar en la facultad de artes plásticas, yo soy de la Ciudad de México y siempre lo tuve muy claro, yo quería estudiar en Xalapa, en esa facultad precisamente, por su trayectoria, por los artistas que habían pasado por ahí, por muchas cosas.

Antes de ser facultad, cuando eran talleres, pasaron grandes figuras del arte nacional e internacional por ahí, grandes maestros había y entonces era muy atractivo.



- ¿Cómo era Xalapa en ese tiempo?

- Había un efervescencia muy especial, precisamente por la cantidad de artistas que se reunían, la energía que había en los jóvenes, y la enorme libertad que nos daban desde las aulas para hacer cosas.

Nosotros podíamos estar dibujando hasta la madrugada en la Facultad sin ningún problema. Teníamos contacto con otras muchas facultades, llegaban muchos chavos de intercambio.

Lo mismo artistas con trayectoria regresaban a Xalapa por los vínculos que tenían, pues en ese tiempo se cultivaba el intercambio cultural. En materia de gestión también había mucho, recuerdo esas inauguraciones con presencia de figuras como, Rufino Tamayo, y poder platicar con esos figurones. Era una gestión de mucha calidad y muy humana.



- Y también fuiste directora de la Fototeca de Veracruz…

- Fue muy rico redescubrir el Veracruz que conozco desde niña, y no dejo de venir cada año, y cuando me convierto en una habitante del puerto me fascino, me encanta.

Es cuna de nuestro mestizaje cultural y eso la hace distinta, es una ciudad puerto, y estas son ciudades abiertas y reciben con los brazos abiertos a todas las culturas, eso es Veracruz.

Lo mismo que es Barcelona, por ejemplo son de una similitud muy agradable. 



- ¿Cómo te imaginas una festividad para celebrar los primeros 500 años del cabildo?

- Pues yo sueño con esa celebración, porque debe de marcarse como un festejo por el mestizaje.

Me lo imagino como un diálogo de Veracruz con otras culturas, con sus pares con quien es similar o quien es diferente, es una ciudad puerto abierta y tiene que seguir recibiendo a las culturas del mundo como es su tradición, forma parte de su naturaleza, ese sería su gran reto.

Mayo fotográfico lo hicimos gracias a la invitación de Manuel González de la Parra y Miguel Femmat, al ya no estar con nosotros Manuel, pues la mancuerna queda conformada por Miguel y su servidora, esperamos continuar con este Mayo fotográfico por mucho tiempo.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook