‘Querían subir tarifas y no se les permitió’
Ramón Poo rompe relación cordial con Grupo MAS; incumplen contrato

El alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil, refutó los señalamientos del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento sobre presuntos adeudos de ese municipio y acusó que sus directivos están molestos porque no se les permitió incrementar las tarifas del líquido.

Afirmó que las inversiones en infraestructura señaladas por el Grupo MAS en un comunicado que hizo llegar a los medios de comunicación se contemplan en el título de concesión y son de cumplimiento obligatorio, no voluntario.

Aclaró que hasta ahora el concesionario no ha cumplido con su parte y el municipio de Veracruz ha tenido que salir al paso.

“En la cuestión de infraestructura no ha habido ningún tipo de inversión que esté estipulado en esa publicación (...); es alrededor de 330 millones de pesos en infraestructura que se ha generado solamente en este año”, señaló.

Aclaró que el pago de adeudo a extrabajadores (SAS) está marcado en el título de concesión y no es un favor del Grupo MAS. Dijo que quedaron laudos por alrededor de 170 millones de pesos y se han ejercido más de 80 millones de pesos para el que fue personal del Sistema de Agua y Saneamiento.

Según el presidente municipal de Veracruz, la reacción del concesionario se debe a las exigencias de él como presidente del Instituto Metropolitano del Agua para que cumplan sus obligaciones y por no autorizar incrementos tarifarios.

“Ellos en una primera instancia, de enero, lo que querían era subir las tarifas más de lo que estaba estipulado en el título de concesión: querían alrededor de un 18 por ciento de incremento.

Relación fracturada

“Cuál es la intención de esta publicación. Hacer una cuestión de ruido mediático. La única imputación, digamos, es que no les quiero subir las tarifas, lo cual no se va a hacer a través del Instituto Metropolitano del Agua”, remarcó Poo Gil.

Acusó que el desplegado del Grupo MAS está lleno de verdades a medias y admitió que desde hace casi 6 meses él lleva una relación muy tensa con los directivos de esa empresa concesionaria sólo porque les exige cumplir lo establecido en el título de concesión.

Aclaró que el tema de la concesión es complejo pero reiteró que el meollo de la inconformidad ha sido el impedimento para incrementar arbitrariamente las tarifas y no al paso de los años, como se dijo en un principio.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook