Niños reciben clases en escuela de palitos en fraccionamiento Albatros
Sergio Aldazaba
Entre el piso de tierra y expuestos a las condiciones climáticas, 48 niños del fraccionamiento Albatros reciben clases en un improvisado espacio hecho con láminas, madera y lonas.

Entre el piso de tierra y expuestos a las condiciones climáticas, 48 niños del fraccionamiento Albatros reciben clases en un improvisado espacio hecho con láminas, madera y lonas.

Padres de familia y educadores del Jardín de Niños Genoveva Jiménez Palaceta denunciaron la falta de apoyos y la tardanza burocrática de los mismos para que los pequeños puedan recibir educación de calidad.

Hace cerca de seis años, el plantel se ubicaba en una casa rentada dentro de la misma unidad habitacional, pero dado el incremento en la demanda, se vieron en la necesidad de moverse al terreno ubicado en la Avenida Guacamaya.

Gracias al apoyo de los padres de familia, erigieron la improvisada escuelita al aire libre en ese lote baldío, el cual la constructora dejó en comodato para que se realizara la construcción del plantel.

Esto fue confirmado por la directora Silvia Alejandra Sánchez Rodríguez, quien dio s conocer que con las aportaciones de los papás, compraron algo de material y entre ellos mismos la levantaron.

Bajo las inclemencias del cruel clima jarocho, los 48 pequeños tienen que soportar las torrenciales lluvias o el despiadado calor para poder recibir sus clases, por lo cual pidieron apoyo de autoridades.

Manifestó que han sido numerosas las solicitudes a espacios educativos y la Secretaria de Educación de Veracruz para que los ayuden a darles un espacio digno a los casi 50 niños.

De igual manera, informaron que también han acudido con el Ayuntamiento y el Gobierno Estatal para agilizar el trámite de las escrituras y que puedan comenzar con la construcción de las aulas necesaria

¿tu reacción?

conversaciones de facebook