Los cinco sentidos de la rutina.
Poesía veracruzana

Cuando estás cerca de mí 

me vierto en tu ríspida voz 

cada vez más lejana

para suavizar la resonancia.


No lo puedo evitar             

se agotan los renuevos del día

pues no veo en tu mirada 

los ardores de la mía.


La piel te percibe indiferente 

y embozo lo que siento  

entre pliegues de rutina

cada vez más amplios.


La  boca sabe a la amargura 

de un adiós impronunciable

que ahoga el hábito del beso

o el gesto  del cansancio.


Tu aroma se esfuma

en la sudoración del desamor

se percibe nauseabundo hastío

sin feromonas ni ternura.


Ahogo el grito habitual que me devora 

y te brindo reescrituras de mi ser. 


Cuando estás cerca de mí 

como un suspiro me diluyo.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook