La incongruencia de legisladores panistas que secuestraron al Congreso
Momentos

Eran mediados de julio de 2016, Veracruzera testigo de la transición de un gobierno priista a un panista; en aquelentonces los resultados electorales fueron producto del marcado repudio algobierno de Javier Duarte, que otorgó el triunfo al panista Miguel Ángel YunesLinares. El Poder Legislativo se convirtió en el principal escenario de unadisputa feroz entre el gobierno saliente y entrante.

Durante julio de 2016, las últimas sesionesdel Congreso de Veracruz, fueron escandalosas pues Duarte dejaba imponer sinnúmero de leyes, nombramientos y basificar empleados que se decía causarían unaafectación grave a la administración entrante; asílos diputados panistasintentaron “reventar” en varias ocasiones las sesiones.

Uno de los momentos más álgidos se presentóa mediados de Julio de 2016, cuando Javier Duarte, intentaba basificar a burócratasy ante la inminente aprobación los legisladores panistas tomaronla Mesa Directiva y se encadenaron a la tribuna para evitar dicha aprobación.

Ahora los tiempos han cambiado, ahora setrata de una nueva transición, donde un gobierno panista, entregará a losmorenista y eso ha generado discusiones acaloradas en el congreso, pues el PAN,hoy hace todo aquello que reprobó de aquel Congreso con mayoría priista.

Los panistas que parecieran hacersecuestrado al Poder Legislativo, quienes también se apoderaron de la Junta deCoordinación Política y jamás la entregaron, son quienes han intentado arroparal Gobernador –como en el pasado lo hicieron los priistas- aprobando iniciativae imposiciones como recientemente ocurrió con el nombramiento ilegal del FiscalAnticorrupción.

El martes el escandaló se agudizó, cuandose supo que el Gobernador había enviado su propuesta para imponer a 12magistrados afines en el Poder Judicial de la entidad; la estrategia eravotarlos y protestarlos en la sesión de la comisión permanente, así es queante  una segunda e inminente imposición–ésta de proporciones mayúsculas- los diputados de Morena, decidieron imponersey madrugar para cerrar las puertas del Poder Legislativo, evitando así con ellose cometiera otra ilegalidad.

Ante el inminente escándalo nacional por loque aquí ocurría, el Gobernador se retractó y en conferencia de prensaprogramada anunció que no se empeñaría ya en imponer a los 12 magistrados; asífue como lo morenistas decidieron abrir las puertas del Congreso, satisfechosde un triunfo más, no solo de ellos, sino de los veracruzanos, que se han vistoofendidos con escenarios autoritarios del gobierno en turno.

Sobre lo ocurrido,los panistas indignados, en voz de la desgastadapresidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, María Elisa ManterolaSainz, anunció que se interpondrían denuncias para sancionar a los responsablesde la toma del Congreso del Estado, pues según ella, los hechos ameritaban unaseria investigación.

Laincongruente legisladora dijo que un grupo legislativo no puede paralizar conviolencia el actuar de un Poder Soberano, pues además de violentar el trabajolegislativo, administrativamente se dejó por varias horas inoperante alCongreso; lo anterior resultó para las mayoría una burla, pues –en redessociales- los ciudadanos expusieron que son precisamente los panistas quieneshan pisoteado los derechos de los veracruzanos, violentado la constitución ylos derechos humanos de millones de veracruzanos.

Segúnella, Morena tomó el Congreso basándose en un rumor, cuando la realidad es quetodo estaba listo para consumar la imposición de 12 magistrados; según ellaexistía preocupación y sin duda debería de existir, pero no por la toma delCongreso que no duro más de tres horas, sino por el rechazo de la población alactuar de ella y demás diputados panistas que han incumplido con susobligaciones legislativas, dedicados únicamente a levantar la mano paracomplacer al titular del poder ejecutivo y olvidándose de los ciudadanos. Deahí los resultados del pasado 01 de julio ¡nos leemos mañana queridos amigos!.

 

¿tu reacción?

conversaciones de facebook