K.O Lima Lama
K.O Lima Lama

Existen muchos mitos e historias que escuchamos a lo largo de nuestra travesía en el entrenamiento que vivimos durante nuestra vida deportiva, algunas son historias verdaderas, otros son mitos y cuentos, pero cualquiera que sea el caso, nos brindan un aprendizaje, voy a recordar un relato que nos hicieron en uno de los cursos para entrenadores deportivos en que asistí hace ya varios años, contaba el ponente, como en una clase de boxeo, que había sido verdaderamente intensa con un gran trabajo de cardio, 

Simplemente llego a la hora de termino, el entrenador dijo, hasta aquí, hemos terminado por hoy, y uno de los practicantes simplemente se volteo, agarro sus cosas y salió del gimnasio casi de inmediato, dicen que no había caminado ni, 50 metros lejos de la escuela cuando cayó casi infartándose por el alto ritmo cardiaco que aun llevaba, eso solo lo escuche como una narración, pero lo que si experimente yo personalmente, también hace muchísimos años, cuando aún era un joven competidor, recuerdo que me habían invitado a la ciudad de Xalapa Veracruz, a un pequeño torneo que había organizado una escuela de Lima lama de esa ciudad, llegue con poco entrenamiento porque la verdad es que había faltado mucho a clases en ese tiempo, aunque con la juventud que tenía yo y buena habilidad casi siempre lograba buenos resultados, y esa no era la excepción, llegue a disputar la pelea de final, por el primero y segundo lugar, recuerdo haber hecho un esfuerzo mayúsculo, pero la falta de condición física termino por hacerse presente y como era de esperarse perdí el combate, pero reitero, hice el mayor de los esfuerzos y con ello obviamente tuve un desgaste físico extremo, solo me quedaban fuerzas para recibir mi presea de segundo lugar y como pude llegue a los vestidores, en donde solo me senté y técnicamente quede desmayado sin cerrar los ojos, solo veía como todos los que entraban y salían se me quedaban viendo, pero como casi nadie de ellos me conocía, no me decían nada, solo me miraban, así estuve por mucho tiempo, hasta que poco a poco fui recobrando la conciencia, finalmente me levante, me duche, me vestí, agarre mis cosas y me regrese al puerto, en aquel tiempo los autobuses de línea hacían mínimo hora y media de camino y si era de los famosos guajoloteros ufff veces hasta más de tres horas, me dormí todo el camino de regreso y crei que no había pasado nada, pero la realidad era otra, desde esa vez, siento que nunca fueron las cosas igual, mi rendimiento, mi concentración, y muchas cosas más habían cambiado en mi, siento que mi capacidad bajo y nunca me pude recuperar del todo. 

Fue entonces que aprendí la importancia del desfogue, tanto después de una clase, de una competencia y hasta de un ciclo de preparación, llámese macro, meso o micro-ciclo, el desfogue aplica en todo y es de vital importancia, literalmente, puede ser vital.

Basémonos en la clase diaria, independientemente de la duración que le demos a ella, pasamos por un calentamiento, un acondicionamiento físico y la parte medular, que pueden ser de simples, moderadas o intensas, pero sobre todo cuando son moderadas a intensas o hasta extremas, es de suma importancia ayudar a nuestros discípulos bajar su frecuencia cardiaca a niveles normales, su presión y su respiración de igual manera, que logren tomar su función ordinaria para posteriormente puedan retirarse sin riesgos en su salud e incluso en su vida.

El desfogue puede ser semejante al enlongamiento que realizamos en el calentamiento, movimientos de estiramiento y flexión de nuestros músculos y articulaciones en general, puede ser una caminata de relajación en el área de entrenamiento, todo esto acompañado de ejercicios de respiración de profunda a respiración normal, una vez lograda la estabilidad en los signos vitales, podemos decir que hemos culminado con un buen desfogue. Entandamos entonces el desfogue, como el acto de apagar o calmar el estado de exaltación alcanzado por las rutinas o actividades deportivas, recreativas o cualquiera que nos cause fatiga o elevación en los signos vitales normales. 

ko-limalama@hotmail.com

¿tu reacción?

conversaciones de facebook