¿Incendiar la Riviera o el Estado?
En la mira

Primero le brincó la pelotita alalcalde de Alvarado, Bogar Ruiz Rosas, cuando a mes y medio de haber asumido lapresidencia municipal se “destrabó” el tema judicial de la disputa vecinalentre uno de los fraccionamientos de la Riviera Veracruzana, Lomas Residencial,y los fraccionadores de “Mandara” como se le conoce al predio de junto paraquienes se abrieron los accesos por acuerdo de un Juez, motivo del pleito.

 

Pues bien, de nueva cuenta el mismo predio es el origen de otro embrollo para el munícipe que ganó Alvarado bajo las siglas del partido Verde Ecologista de México, PVEM, y que parece tenerlas todas en contra en su recién iniciada administración municipal.

 

Ahora, se trató de un incendio que amenazaba con dañar los fraccionamientos habitados de Lomas Residencial y donde viven las familias que en febrero realizaron el bloqueo por el conflicto arriba mencionado, y donde por cierto se realizaron detenciones de algunos de los inconformes, entre ellos empresarios y el periodista Rogerio Pano.

 

Derivado de ello, por un comunicado expedido por la dirección de Protección Civil para informar sobre los hechos que fueron incendios de pastizales pero que por las fuertes rachas de vientos del norte este sábado se complicó su control, Bogar Ruiz fue puesto en capilla.

 

En un extracto del boletín informativo, y lo que fue el origen para haberle abierto una carpeta de investigación al edil, textualmente señala: “Protección Civil en coordinación con los Bomberos Conurbados combate los incendios; aunque los primeros indicios hacen pensar que éstos fueron provocados, ya que se encontraron montones de leña quemada y maderas apiladas”.

 

Parece que el tema de lo que pasa con el fraccionamiento Mandara o los que le rodean como Lomas residencial, Lomas Diamante y otros más, es demasiado sensible para el gobierno estatal pero también algo importante representa para el municipal.

 

O no quieren más escandalitos con respecto a esta zona, la más rica del estado según se sabe por su plusvalía, o se trata de frenar cualquier impacto mediático o de tipo electoral por la contienda de los cargos que están en juego principalmente el de la gubernatura; o se trata de en todo caso de hacerle entender al alcalde de oposición que por muy autónomo que sea un Municipio no se maneja solo.

 

Bogar Ruiz sea lo que sea, no fue cuidadoso con su comunicado y sus indicios de siniestros provocados, pero tampoco parece ser algo tan grave más que fundamentar el dicho en las supuestas pruebas, o simplemente argumentar una equivocación de redacción en el boletín de Protección Civil como ocurrió con el sueldo del alcalde de Boca del Río, Humberto Morelli, quien adjudicó a error de dedo su oneroso y abultado sueldo, pero que su departamento de Transparencia dio cifras como mensuales sin especificar que se trataba de cantidades anuales.

 

Lo cierto es que Bogar tiene dos opciones: Tendrá tarde o temprano que disciplinarse, o ser más cuidadoso con el manejo de su administración pues en los primeros cuatro meses la impresión es que todo le sale mal.

 

 

MUY EN CORTO

 

A DON ESAÚ VALENCIA CASTILLO:

 

En los inicios como reportero, cuando se empeña alma vida y corazón para buscar destacar siempre compitiendo en la vida diaria por conseguir una nota de Primera Plana, los consejos de don Esaú, enriquecedores y sinceros, permitían darle sabor al oficio que empezábamos como periodista, pues se basaban en que siempre se debe anteponer el compromiso social y el empeño que cada uno debe poner a su trabajo, cualquiera que fuese.

 

Así, recordamos a quien en vida siempre fue un excelente anfitrión y buen consejero de vida, cuya noticia de su deceso tomó por sorpresa a nuestro compañero pero ante todo, entrañable amigo, Esaú Valencia Heredia y a toda su familia, quienes afrontan con gran fortaleza su lamentable pérdida.

 

Hace 40 años, como recordaba su hija mayor en las exequias, llegaron a Xalapa procedentes de su natal Tacotalpa, donde su formación y valores lo llevaron a ser designado presidente municipal, y donde a la fecha es honrosamente recordado, pues de ser el responsable de la correspondencia de los habitantes de ese lugar asumió la alcaldía de ese su pueblo natal en Tabasco.

 

Y los principios con los que Don Esaú y su esposa Isabel Heredia supieron orientar y moldear a sus hijos son el legado que hoy les heredan a toda su familia Valencia Heredia, bajo la premisa de que lo que mejor se disfruta es lo que bien se forja y gana con el trabajo honrado, como ellos lo demostraron en vida.

 

Reciba Esaú y su esposa, Violeta Pacheco, un fuerte y solidario abrazo.

 

¿tu reacción?

conversaciones de facebook