‘Gringas’ con sabor a México
Invento gastronómico que conquistó a todos

En México todos aman los tacos, sobre todo los de pastor, que son parte de la cultura mexicana.

Los tacos tienen sus distintas variaciones, como por ejemplo la quesadilla y la gringa. La gringa consiste en 2 tortillas de harina, queso derretido y carne al pastor.

El director de operación de una de las taquerías más populares a nivel nacional, Carlos Mendoza, reveló que la gringa surgió en la colonia Anzures de la CDMX.




La historia

Era el año de 1969 y en esa zona vivían muchos estudiantes, y entre ellos se encontraban 2 estadunidenses, Sharon Smith y Jennifer Anderson.

En plena capital mexicana, las extranjeras de las que hablamos no sabían distinguir entre las tortillas de harina o las de maíz, por lo que pidieron al mesero “tacos con tortilla blanca”, las mismas con que servían las quesadillas.

Es decir, ellas en realidad no querían tacos, sino un platillo que con el tiempo conquistaría paladares y que como gran novedad iba a ser servido en una gran tortilla de harina.




Se dice en México que los demás clientes al escuchar lo que pedían las estadunidenses, comenzaban a decir que les dieran lo mismo que pedían las gringas, por lo que el nombre se quedó así”, dijo Mauren Delgado, propietaria del restaurante mexicano.




Tradicionalmente preparadas con carne de cerdo al pastor y mucho queso derretido, las gringas son un delirante plato que gusta por su sencillez, pero, sobre todo, por la combinación de sus sabores y aliños.

La cebolla, el culantro y, en algunos casos hasta la piña, son tres ingredientes que se suman al sabor del popular platillo. 

La carne de pastor

En realidad, todo lo que lleva carne al pastor es muy gustada en la comida mexicana. Eso sí, el secreto de una buena gringa está en el aliño de la carne, que como secreto de la casa se prepara de diferentes formas en los restaurantes”, dijo Delgado.




Por lo tanto los famosos trompos de carne, que son un elemento característico de los restaurantes de comida mexicana, es otro de los aspectos en el que influye el sabor de una apetitosa gringa.

La carne de los trompos, cuyos pesos y tamaños pueden variar, se cuece en un asado vertical que, dependiendo del tiempo que permanezca en el fuego, le da parte del gusto al platillo.



Los trompos

Por lo general, la carne de los trompos tiene cortes de pierna, cabeza de lomo y magro. Estando en el fuego, el trompo de carne se corta en rodajas y de esa manera se agrega a los platillos.




La carne al pastor debe marinarse; precisamente, por eso se llama así. Nosotros la dejamos reposar con los polvos e ingredientes naturales unas ocho horas y luego la colocamos en el trompo”, dijo Miguel Ángel Espinosa, propietario del restaurante Tacotitlán, ubicado en Coronado y Heredia.




El queso

Delicia derretida. Por el lado del queso, ingrediente indispensable para preparar la gringa, hay varias posibilidades que se adecuan muy bien al platillo. En México, por ejemplo, la gringa se sirve con queso Oaxaca; en el país, por lo general, se utiliza más el queso mozzarella para su preparación.




Lo importantes es que el queso derrita, que se funda. El queso Oaxaca es muy parecido al queso palmito, por lo que también se puede utilizar para este plato. Sin embargo, nosotros en el restaurante utilizamos una mezcla especial de queso”, explicó Espinosa.




Combina con todo

Apartado de lo tradicional, pero igual de apetitosa, es la gringa que deja de lado la carne al pastor para darle espacio a la carne de res, al pollo, al jamón e incluso a los hongos en solitario, para un sabor más light.

Así es, la gringa se puede preparar con carne mechada, trozos de bistec incluso con chorizo, según el gusto del comensal.

Lo anterior es muy bueno, pues la posibilidad de prescindir de la carne al pastor y todos sus secretos abre el panorama para que usted experimente en su casa con la gringa y sorprenda a sus amigos y familiares.

Ingredientes para 4 raciones

  • 10 tortillas de harina gigantes
  • 1 kg pierna de cerdo
  • 3 rebanadas piña picadas finamente
  • 1/2 taza vinagre
  • 1/4 taza agua
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cda comino
  • 1/4 cda pimienta molida
  • 1/8 cda colorante vegetal rojo al gusto 
  • Sal al gusto
  • 1/2 cebolla en rebanadas
  • 250 gr queso Oaxaca
  • cilantro y cebolla picados
  • salsa verde
  • aceite vegetal
  • 1 hoja laurel

Procedimiento

  • En la licuadora mezclamos el vinagre, ajo, sal, colorante, pimienta y comino, se añade 1/4 de taza de agua.
  • Picamos finamente la carne y dejar marinar en la mezcla de vinagre por 2 horas.
  • En un sartén se pone a cocer la carne con la piña y la hoja de laurel. Dorar muy bien con un poco de aceite.
  • Aparte en una sartén con aceite dorar la cebolla en rebanadas, hasta que esté bien cocida.
  • En el comal calentar la tortilla de harina y poner un poco de hebras de queso, derretir y añadir la carne. Se enrolla bien.
  • Servimos acompañada de cilantro y cebolla, además de cebolla cocida con limón y una salsa bien picante.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook