Gimnasta porteña fue medallista en los Juegos Centroamericanos y del Caribe
“Me pone feliz estar aquí, nunca estoy aquí, entonces, cuando vengo es aprovechar al máximo, llegar a mi casa es un alivio, pero más que nada ver a mi familia, que es lo que más extraño

Marina Malpica Ramírez, medallista veracruzana en Barranquilla 2018, disfruta su estadía en casa, con su familia, el probar los antojitos veracruzanos y compartir sus éxitos, aunque afirmó que su objetivo son los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Me pone feliz estar aquí, nunca estoy aquí, entonces, cuando vengo es aprovechar al máximo, llegar a mi casa es un alivio, pero más que nada ver a mi familia, que es lo que más extraño.

“La comida también se extraña, las picadas, las empanadas, pero es algo que ya me acostumbre al estar lejos, pero si se extraña todo”, expresó.

Malpica Ramírez presume con mucho orgullo sus dos medallas de oro e igual número en preseas de plata, su cosecha en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, pero sus sueños, reveló, son Juegos Olímpicos.

“Creo que está muy difícil, pero no está imposible, siempre ha sido mi sueño y soy muy aferrada a lo que yo quiero, entonces, lo voy a lograr y lo sé, porque para eso estoy trabajando muy fuerte”, afirmó.

Decisiones

De 18 años, la gimnasta porteña surgida del Club de Oro de Claudia Torres, recordó que a los 11 años tomó la decisión más difícil hasta ahora en su vida, dejar el seno familiar y buscar hacer realidad sus sueños.

“La primera decisión fue la más difícil, el irme al CNAR (Centro Nacional de Alto Rendimiento en la Ciudad de México), esa fue la buena. Fue algo difícil porque estaba muy pequeña, tenía 11 años.

“Lo más importante es que mis papás me apoyaran en todo momento, porque si ellos hubieran dicho no vas, yo estaría aquí en mi casa, ahí, acostada, pero ellos me dejaron y me apoyaron”, manifestó.

Señaló que el apoyo de sus padres fue fundamental, además, de ir a visitarla, porque nunca la dejaron sola y siempre estuvieron al pendiente de ella.

“La verdad es que yo estaba todo el tiempo entrenando y no me daba cuenta que en realidad no estaban conmigo, que había perdido muchas cosas, mi infancia y muchas cosas.

“Pero estoy feliz por eso, porque me hace ser una mujer independiente desde temprana edad y más fuerte. Sí, todo ha valido la pena, no por completo, porque aun no alcanzo lo que quiero, pero ha empezado bien”, subrayó.

Madurez

Destacó la madurez de la mujer para tomar decisiones, pues como ella, en su momento y también a temprana edad, las clavadistas Dolores Hernández Monzón, Samantha Jiménez Santos y Viviana del Ángel Peniche, también tomaron la decisión de salir del seno familiar para trascender deportivamente.

“Creo muchas personas tienen miedo irse de casa y nosotras luchamos más por lo que queremos que por los miedos que tenemos.

“Todos vemos a nuestro beneficio, no hablo de los hombres y las mujeres, pero si es también la madurez que tienes para poder elegir entre lo que te conviene más o lo que tengas miedo”, enfatizó.

Perfección

Malpica Ramírez está feliz por haber trascendido en Barranquilla 2018, aunque igual, dijo, hay cosas que mejorar.

“Sé que debo trabajar más, estas medallas son para mí lo mejor de este año, porque con esto empiezo, quedé muy feliz con mis primeros Juegos Centroamericanos.

“Trabajamos para que México se dé a notar que es potencia, no solo en Centroamericanos, sino también en Panamericano y Mundial”, manifestó.

Comentó que ahora se prepara para el Pre Panamericano que sería en septiembre o octubre en Perú, que es para ganar la plaza para México y luego habrá un selectivo para ganar la plaza individual a Panamericanos 2019.

Veracruzanos en Barranquilla

“Siempre es un honor representar a Veracruz y traer medallas, que vean traigo resultados, que mejor, estoy feliz de eso y más porque sé que no serán las únicas”.

Mujeres medallistas

“La mujer siempre es luchona y aunque digan que los hombres son más fuertes, pues sí, pero sicológicamente las mujeres somos más fuertes”.

Dedicatoria

“Primero que nada a mí, por mi trabajo, porque soy la que está ahí, duro y dale, porque he hecho muchos sacrificios para esto, para al fin tener un fruto.

Luego para mi familia que siempre me está levantando, a mis entrenadores, porque sin ellos no tendría esto y ni siquiera estaría aquí, y a México”.

Club de Oro

“Siempre voy a estará agradecida con la maestra Claudia (Torres), porque fue mi empujón para poder salir de Veracruz y conocer nuevos lugares, para ser una persona fuerte.

“Porque no solo me enseñó gimnasia, me enseñó a ser una persona guerrera que siempre luchará por lo que quiere y siempre estaré agradecida con Club de Oro”.

Obstáculos

“Hay muchas cosas difíciles, pero siempre trato de verle lo bueno para poder sobrellevarlo y saltar los obstáculos que están difíciles para ser una persona más fuerte. No hay obstáculo si te lo propones.

“Mi rival más fuerte ha sido en el área de competencia, porque podrás entrenar muy fuerte y todo, pero lo que haga en la alfombra es lo que hablará de mí”.

Sentimientos

“Todas las emociones que puedan existir están en estas medallas, tras de esto hay mucho trabajo, porque no es nada fácil llegar hasta ahí.

“Hay lágrimas, claro que las hay, porque muchas veces te quieres rendir, pero creo que los objetivos son más fuertes y eso impulsa a seguir, hay muchas emociones, pero lo más importante es que hay felicidad”.

Casa

“Ver a muchos niños que quieren ser como yo, ser su inspiración, creo me llena de emoción, porque es padre que llegue una niña y me diga: ‘¡ay, eres mi ídola!’,  y digo, ‘yo por qué, yo qué he hecho’.

“Pero eso me pone feliz, porque ser así y llegar a esto que he logrado no cualquiera”.

CITAS.

Me pone feliz estar aquí, nunca estoy aquí, entonces, cuando vengo es aprovechar al máximo, llegar a mi casa es un alivio, pero más que nada ver a mi familia, que es lo que más extraño. La comida también se extraña, las picadas, las empanadas, pero es algo que ya me acostumbre al estar lejos, pero si se extraña todo.

Creo que está muy difícil (calificar a Tokio 2020), pero no está imposible, siempre ha sido mi sueño y soy muy aferrada a lo que yo quiero, entonces, lo voy a lograr y lo sé, porque para eso estoy trabajando muy fuerte.

Sé que debo trabajar más, estas medallas son para mí lo mejor de este año, porque con esto empiezo, quedé muy feliz con mis primeros Juegos Centroamericanos.

 

¿tu reacción?

conversaciones de facebook