El presidente Enrique Peña Nieto supervisó el avance en la construcción del nuevo puerto de Veracruz
Foto tomada de internet
Estas obras arrancaron en su sexenio y se inaugurarán a mediados de año, con lo cual casi se quintuplicará la capacidad de la terminal marítima para el manejo de carga

En una gira de trabajo que inició en Papantla, en el norte del estado el mandatario entregó la primera etapa de la carretera Cardel-Poza Rica en el tramo Nautla-Gutiérrez Zamora cuya longitud es de 48 kilómetros y con una inversión de mil 695 millones de pesos.

Con la carretera Cardel-Poza Rica se agilizará el recorrido de Poza Rica a Xalapa al reducirlo casi a la mitad; y de Veracruz a puntos industriales en el norte del país.

Además el mandatario entregó obras como el puente Coatzacoalcos I por 889 millones de pesos; 14 kilómetros de libramiento de acceso al puerto de Veracruz, por 600 millones de pesos; y el bulevar Boca del Río-Antón Lizardo, por 400 millones de pesos.

Por la tarde el presidente de la república viajó a la ciudad de Veracruz donde supervisó el avance del nuevo recinto portuario, acompañado por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; y por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Fue una actividad privada a la que no se convocó a medios de comunicación, y se realizó por vía aérea para dimensionar la magnitud de la nueva terminal marítima, que será la más grande de América Latina.

RENACIMIENTO PORTUARIO

La nueva terminal marítima de Veracruz nace casi un siglo después de que Porfirio Díaz inaugurara las obras portuarias en marzo de 1902, ya que al paso de las décadas ésta empezó a resultar insuficiente para recibir buques de gran calado, que podrían encallar.

Aunque la obra se concibió desde varios años antes, los pasos firmes se dieron en el calderonismo y consistieron en salvar las barreras de los grupos ecologistas que se oponían pues advertían un gran daño al entorno submarino, en particular al Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano.

Poco antes de que Felipe Calderón Hinojosa dejara la presidencia de la república, en el año 2006 se definió la obra y el proyecto libró la primera gran batalla.

A Enrique Peña Nieto le tocó iniciar la obra hacia el norte de la ciudad de Veracruz, con el compromiso de entregarla terminada antes del 30 de noviembre de 2018, pues se espera que en julio de este año atraque el primer barco carguero en los muelles de la nueva terminal marítima.

El primer gran paso para considerar casi terminado el nuevo puerto se logró en diciembre del año 2017, cuando se declaró formalmente concluida la escollera del Nuevo Puerto de Veracruz, con una longitud de 4.2 kilómetros.

Construir esa gran escollera, que es la más grande de un puerto marítimo en América Latina, implicó un arduo trabajo durante más de 2 años y medio, en el que se utilizaron 8 millones de toneladas de roca; y se suma a la zona de actividades logísticas de 275 hectáreas.

Cuando inicie labores, y llegue el primer gran buque con más de 18 metros de cal ado o profundidad, la nueva terminal marítima podrá manejar 5 veces más carga que la vieja terminal cuya capacidad ha sido de 22 millones de toneladas al año. Es decir, se podrá operar hasta 98 millones de toneladas anuales de carga.

Desde que se anunció el proyecto se informó que el presupuesto total sería del orden de 70 mil millones de pesos y se realizaría en dos etapas a lo largo de varios años. De hecho, cuando el puerto inicie funciones en julio de este año, aún no estará concluido al 100 por ciento.

Aunque inicialmente se pretendía que la inversión fuera de casi la mitad del costo total, el 16 de febrero de 2016 el coordinador de Puertos y Marina Mercante de la SCT, Guillermo Ruiz de Teresa, dijo en visita a las obras que no se modificaba el presupuesto pero en la primera etapa se redujo la participación del gobierno federal y se incrementaba la del sector privado.

“El presupuesto que teníamos para el puerto de Veracruz eran 28 mil millones de pesos de dinero fiscal y unos 5 mil millones de pesos de dinero privado. Viendo las restricciones y en un trabajo que se ha hecho con la Secretaría de Hacienda, se modificó (…); van a ser terminales privadas pagadas en forma privada y operadas en forma privada.

“En un principio la federación iba a meter 28 mil millones de pesos. Ya metimos nosotros con dinero propio alrededor de 5 mil millones de pesos, ya han visto la Zona de Actividad Logística, la desviación de Santa Fe, y ahorita en la escollera son 2 mil 862 millones de pesos. En total van a ser como unos 8 mil millones públicos y unos 28 mil millones del sector privado”, detalló Ruiz de Teresa en esa ocasión.

El 30 de marzo del mismo año 2016 el director general de Apiver, Juan Ignacio Fernández Carvajal, explicó que para entonces la mayor inversión ya era privada pues la pública se redujo con respecto al proyecto inicial, debido a criterios de economía.

Recordó que originalmente el costo del proyecto completo para las 2 etapas era de 28 mil millones de pesos del gobierno federal y 42 mil millones de la iniciativa privada, pero al desplomarse los petroprecios se modificó el panorama.

“Dependiendo un poco de cómo termine todo el esquema financiero que estamos llevando a cabo, debemos estar poniendo nosotros como 14 mil millones de pesos y el resto lo pondría la iniciativa privada”

Dijo que en su etapa final el recinto portuario de Veracruz será más grande que Manzanillo y Lázaro Cárdenas juntos.

TERMINALES

Las 5 terminales que integrarán al nuevo recinto portuario de Veracruz son:

1-Terminal de Fluidos, a cargo de IEnova, cuyas operaciones deberán iniciar en diciembre de 2018 o en enero de 2019 a más tardar. Por ella se pretende manejar el 30 por ciento de los hidrocarburos que se mueven en el centro del país.

2-Terminal de Carga Mixta, a cargo de la empresa IPM, que pretende desarrollar bodegas, vías del ferrocarril, patios interiores y su edificio de oficinas, con posibilidad de iniciar operaciones en diciembre de 2018.

3-Terminal de Contenedores, a cargo de Hutchison Ports Holding a través de ICAVE, recibirá el primer barco a partir del 4 de julio de 2018 en su muelle y se descargará en sus patios.

4-Terminal de Granel Agrícola, que ganó la empresa GRAMOSA Agroalimentos, que según los planes deberá iniciar operaciones en enero de 2019.

5-Terminal de Granel Mineral, que ganó la empresa Grupo LOGRA, de Yucatán. Se espera que inicie operaciones a inicios del año 2019.

Según el gerente de Ingeniería de Apiver, Francisco Liaño Carrera, la construcción del Nuevo Puerto de Veracruz, cuya inauguración está prevista para el segundo semestre de este año, superó los retos ambientales.

Destacó el rescate y la reubicación de 48 mil colonias coralinas del arrecife Punta Gorda hasta su “translocación” al arrecife El Rincón a 22 kilómetros al Norte y cuya supervivencia es del 85 por ciento.

¿tu reacción?

conversaciones de facebook