El escultor Carlos Miguel Ramírez Pereira realiza una obra dedicada al impacto de la basura en el océano
La encomienda en esta ocasión era hacer una tortuga gigante con una ola llena de basura para reflejar el impacto que tienen los plásticos en el océano y mares

El escultor Carlos Miguel Ramírez Pereira lleva más de 10 años dedicándose a este arte, trabajando con diversos materiales entre los que destacan la nieve y el hielo.

La encomienda en esta ocasión era hacer una tortuga gigante con una ola llena de basura para reflejar el impacto que tienen los plásticos en el océano.

Explicó que se dificultó el trabajo por la entrada del viento del norte que se llevó la mitad de la arena que se había juntado para realizar la escultura este domingo, junto al artista de Puerto Vallarta, Francisco Calvillo.

La tortuga es de 10 toneladas por el peso que le da la arena mojada, mide 10 metros de ancho con las aletas abiertas, con un caparazón de metro y medio de altura. Trabajaron más de 30 personas es su elaboración.

Ramírez Pereira relata que su pasión empezó cuando estudiaba en la facultad y uno de sus maestros le pidió que lo ayudara a hacer una escultura en un concurso internacional en Estados Unidos, con lo cual quedó prendado del oficio.

Con el paso del tiempo siguió haciendo concursos en todo el mundo siempre representando temas que tienen que ver con México, como la prehispanidad.

Los logros de este escultor mexicano han dejado en alto el nombre de México en todos los lugares donde se ha presentado a concursar.

Hace 2 años realizaron un kukulcán hecho de paja con 7 metros de altura, el éxito se volvió a repetir el año pasado en el festival internacional del volcán con una escultura de paja del Dios del Maíz realizado por ambos exponentes Calvillo y Ramírez que han hecho muy buena mancuerna.

“Varias veces hemos ganado en Estados Unidos; en China nos trajimos 3 premios ahora en diciembre pasado, la verdad es muy satisfactorio hacer lo que te gusta y tener éxito en tu carrera”, dijo emocionado.

La escultura monumental de la tortuga estará tres días en exhibición para el público que desee asistir a verla y tomarse fotografías. Sin embargo el artista reconoció que una escultura de este tipo sin vigilancia no dura mucho, la misma gente la destruye o se suben los niños encima.

“Realmente es para la foto y que se circule en internet para crear conciencia”, concluyó.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook