El baile en la accesoria
La vida cotidiana se hace noticia

Lo cotidiano expresa lo que sucede en un espacio y tiempo reflejándose en diversas acciones que pueden darse continuamente,de tal forma que nos permite conocer a las personas o a un grupo social en un momento determinado de la historia.

En el texto presentaremos hechos que si bien solo tienen una mirada, nos dibujan precisamente el entorno de ese grupo o de lo que sucedió en un determinado sector de la sociedad.

Durante los años veinte, uno de los movimientos sociales que reunió a personas que habitaban los patios lo fue el movimiento inquilinario. 

Movimiento de tipo urbano que fue un hecho que impactó a la sociedad veracruzana, no obstante  en el periódico donde tomamos las notas no encontramos información alguna referente a esto, tal vez debido a la orientación del mismo diario El arte musical.



En la casa

Algunas de las noticias que nos retratan la vida cotidiana según el diario durante el año de 1921, son las siguientes.

Accesoria, santo patrono y tertulia se reúnen en la siguiente nota publicada en la sección Sociedad en donde se comparte un festejo realizado en una de las accesorias (según su significado es lo que depende de o está agregado a), estas generalmente estaban unidas a una vivienda principal y compartían un espacio central, por lo regular la vivienda principal era una tienda como en el caso de la que existió en la de la calle de Miguel Lerdo y Revillagigedo y Miguel Lerdo y Pino Suárez.

En una de las viviendas de la accesoria perteneciente a la señora Juana Rodríguez se llevó a cabo una tertulia organizada por diversas amistades de la señora Rodríguez. El motivo de tal festejo fue el santo de la señora Juanita, mismo que coincidía con la celebración del santo San Juan Bautista. 

Un huateque más fue el celebrado en la casa del señor Federico Calderón, quien vivía en la calle de Doblado número 30. Tuvo como duración tres horas empezando a las 9 de la noche y concluyendo a las 12, asistieron señoritas, señoras y señores. 

Otro baile  fue el realizado en el Círculo Español Mercantil, el motivo fue para celebrar el onomástico de su majestad, el Rey Alfonso XIII, este baile fue ofrecido a la distinguida sociedad porteña, el baile se vio muy concurrido y fue atendido por damitas pertenecientes a la colonia Ibera de la ciudad.



En ‘Los Cocos

Otras noticias menos guapachosas  pero que formaban parte del diario vivir son las que a continuación exponemos. 

En una nota se daba aviso de la medida tomada por la superintendencia de la estación terminal con respecto a la terminal de Los Cocos, se informaba que todos los trenes que salían de la estación terminal no se detendrían en la de Los Cocos hasta nuevo aviso.

El motivo de tal suspensión, según se lee en la nota, se debió a que se habían dado algunos zafarranchos debido a que tanto a las personas como a los soldados se le pedía que estuvieran vacunados para abordar el tren y como al parecer esto no se cumplía totalmente causó algunos disturbios, por lo cual fue suspendida la venta de boletos, y por lo tanto, el tren ya no se detendría en dicha estación hasta nuevo aviso.

En tranvía

Otra noticia agradable para ese entonces fue la que anunciaba la inauguración de dos circuitos de la Compañía de Tranvías, empezaría a dar servicio el día 16 de febrero de 1921. Las nuevas rutas eran Laguna por Playa, que tendría la siguiente ruta: Independencia, González Pagés y 20 de Noviembre, de ahí seguiría por la vía de Playa hasta llegar a la Estación Terminal, su distintivo era azul y rojo. 

El otro circuito era la Laguna Pino Suárez, seguiría las vías de su nombre, tomaría Bravo hasta llegar a la antigua Estación del Ferrocarril Mexicano en la calle de Montesinos.



Ciudad limpia

Esta entrega la concluimos con una nota que hace referencia al problema de la basura, misma que se trataba de solucionar, por lo que la nota que aparece hace referencia a un reconocimiento y una felicitación que iba dirigida al regidor encargado de la Limpia Pública por preocuparse y enviar a colocar en determinados espacios de la ciudad unos tibores, según definición se trata de un recipiente grande echo de barro y originario de China o de Japón. En Veracruz estos eran construidos con lámina de zinc, los viejos recipientes fueron sustituidos para tratar de dar una mejor vista a la ciudad y de esta manera tratar de resolver el problema de la basura. 

Estas y otras notas más a las cuales haremos referencia en otras entregas hacían de Veracruz una ciudad  en donde la fiesta y los problemas urbanos eran propios de una ciudad en crecimiento, una ciudad que ya no tendría tanto la mirada hacia el mar sino iría más allá de los médanos.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook