¡Aprende cómo cuidar de tu mascota en invierno!
Las mascotas son las más vulnerables a enfermedades graves en invierno, por ello debes prevenir y poner atención en el cuidado de tu mejor amigo.

Las bajas temperaturas afectan a todos en estas fechas y uno de los seres más vulnerables es tu mascota. Tal vez no lo sabías pero durante estas fechas tu perro puede contraer varias enfermedades respiratorias y enfermar de gravedad. Evita que esto le suceda a tu mejor amigo con los siguientes consejos.

Así como en las personas, en los amigos caninos también se presentan síntomas como mucosidad excesiva, cuerpo cortado, inflamación de la garganta, tos y fiebre. Las enfermedades que puede contraer tu mascota son faringitis, laringitis, bronquitis, pulmonía canina y traqueobronquitis.

Todas son causadas por el enfriamiento, cambios bruscos de temperatura, por estrés canino o por alguna pequeña herida de la garganta a causa de los huesos que tu mascota ingirió y que se infectó.

Como es de esperarse, debes tener más cuidado si tu mascota es un cachorro o ya está viejito. En el primer caso, debido a que el sistema inmunitario del perro no funciona con la misma eficacia que cuando el animal es más joven y, en el segundo caso, porque las defensas no están desarrolladas de manera suficiente.

En cualquiera de los casos, debes acudir a un médico veterinario pues casi todas son muy contagiosas entre los caninos. Nunca des medicamentos a tu mascota que no hayan sido recetados por un experto.

Para algunas enfermedades hay vacunas que pueden evitar que tu perro enferme. Como sabes, es mucho mejor prevenir que lamentar por lo que lo mejor será que adoptes las siguientes medidas si quieres que tu mascota no se enferme.

Si el pelaje de tu perro es muy fino o es corto, es imprescindible que salga abrigado o con un impermeable a la calle. Si durante el paseo hubo lluvia o nieve, cuando regresen a casa, es preciso que lo seques muy bien .Además de los graciosos abrigos que, lejos de ser un capricho son necesarios, también se encuentran los zapatitos especiales de esta temporada para los canes, tu mascota tal vez luzca muy curiosa con estos accesorios pero resultan efectivos para proteger las patas de tu perro si éste pasa mucho tiempo en la nieve o si tiene las almohadillas muy sensibles.

A los amigos peludos des encanta jugar en la nieve, sobre todo, si es un cachorro. Mientras se mantenga en movimiento, esto no le afectará pero cuando se encuentre en reposo, además de secarle las patas, revisa que no se ha dañado las almohadillas de las mismas y en los espacios interdigitales.

Los cambios bruscos de temperatura son los que más repercusiones tienen en la salud de tu canino, la diferencia de temperatura bloquea los sistemas de defensa del can y los virus aprovechan este momento para atacar.

Por ello, cuando existe una temperatura elevada en el interior de la casa y muy baja en el exterior, debes evitar acentuar este contraste colocando la cama del canino cerca de la chimenea o el calefactor aunque este lugar le guste a tu mascota para dormir.

En el caso de que tu mascota duerma a la intemperie, su casita debe protegerlo de la humedad, debe ser resistente frente a las temperaturas extremas, estar bien aislada, tener suelo de madera o goma, colocada de manera que esté más elevada que el terreno, para evitar la humedad.

Obviamente, también debe resguardarlo del frío, tener un tamaño adecuado, lo suficiente para que tu mascota esté cómoda, pero no demasiado grande, para que resulte caliente, si el lugar es muy frío, la caseta debe estar aislada con planchas de poliuretano o con fibra de vidrio.

Lo que debes saber es que pese a las bajas temperaturas, el aseo de tu mascota debe ser el mismo por lo que su rutina de baño no cambia, eso sí, procura hacerlo en los días menos fríos, que sea dentro de casa y si es en una bañera, mejor. Al terminar, usa la secadora y un cepillo para que quede completamente seco.

Primero es muy importante el cepillado, debes adquirir un peine que quite el exceso de pelos de tu perro.

No dejes de alimentar saludablemente la alimentación de tu mascota y de darle agua fresca y limpia todo el tiempo. Por último, cuando notes un cambio de humor o de conducta en tu mejor amigo, puede ser un indicativo de algún problema o enfermedad así que no lo pases por alto y consulta al veterinario.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook